Menú Cerrar

Mes: abril 2006

Cartuchos, más cartuchos….

CLASIFICACIÓN

Existe una gran variedad de cartuchos de escopeta en el mercado que se pueden dividir en tres grandes grupos según su uso:

– Caza.
– Tiro deportivo.
– Militar/policial.

Los dos primeros grupos son legales, mientras que el uso del último está reservado a las FA o FFCCSSE (vamos, que no són de uso civil). La diferencia primordial entre un cartucho de caza y uno deportivo es el tipo de perdigón que carga (los de caza cargan perdigones más blandos y los deportivos perdigones más duros) y las cualidades balísticas que presentan (los deportivos han sido pensados para disparar a media –larga distancia y los de caza a corta-media).

Una primera clasificación de los cartuchos existentes la realizariamos en función de su calibre. Así los cartuchos se numeran según su calibre () del 4 (26’19 mm de ) al 36 (11’75 mm de ). El cartucho más común en el mundo es el denominado del 12, calibre 12 o galga 12, que a pesar de tener un diàmetro de antiaério ligero (20’2 mm) se utiliza para cualquier cosa que os podaís imaginar (que intervenga un arma de fuego, claro). La determinación del nº con el que se denomina al cartucho viene dada por un antiguo sistema de medida consistente en ver cuantas balas (bolas completamente esfèricas) de un determinado diámetro se podian hacer con una libra inglesa de plomo. Vamos, que galga 12 quiere decir que con una libra inglesa de plomo se pueden hacer 12 bolas de 20’2 mm de diámetro.

Dentro de un mismo calibre los cartuchos van numerados con 3 numeros: uno indica el tamaño del perdigón que lleva, otro la cantidad en gramos de plomo que carga y el último indica el tamaño de la recámara para el que sirve. Así, para el calibre que nos interesa, un cartucho marcado como 12/70 34g y nº8 quiere decir que se trata de un cartucho del calibre 12, recamarado para una recámara de 70mm y que carga 34 gramos de perdigones de 2’25 mm de diámetro (unos 513 perdigones).

Pero vayamos por partes como dijo Jack the ripper….

COMPONENTES DE UN CARTUCHO

Un cartucho de escopeta se compone de 6 componentes: vaina, culatín, pistón, pólvora, taco y perdigones.

La vaina es la envuelta exterior que contiene los componentes interiores. Actualmente se fabrica en polietileno de alta densidad, aunque todavia es posible encontrar modelos antiguos fabricados con cartón (los construídos con plástico son mucho más estables, fuertes e impermeables). La vaina puede presentar diversos tipos de cierre, siendo el más común el denominado en estrella, que puede ser de 6 u 8 puntas, aunque existen otros sistemas como tapa plástica, doblez en el extramo de la vaina, etc.

El culatín o culote es la pieza metálica, normalmente latón, situada en el extremo del cartucho y que tiene la función básica de alojar el pistón y reforzar el cartucho allí donde se produce la combustión de la pólvora. Actualmente tambien existen cartuchos con vaina enteramente plástica que pueden llegar a tener una balística igual de buena que uno con culatín metálico. A mayor tamaño de culatín, de mayor calidad es el cartucho y mejor balística presentará. Los tamaños típicos de los diversos culatines son:

– Tipo 1: 10 mm
– Tipo 2: 12 mm
– Tipo 3: 16 mm
– Tipo 4: 25 mm

El pistón o fulminante es el encargador de encender la pólvora al ser golpeado por la aguja percutora, dependiendo la calidad del disparo en gran medida en la características de la relación pistón-pólvora: para conseguir el máximo rendimiento, el pistón debe combinarse con una pólvora adecuada, consiguiendo que el chorro de fuego y la temperatura de la llama quemen la pólvora progresiva y regularmente. Una caracteríatica muy importante de l pistón es su “sensibilidad”, que es el rango de enérgia mecánica que se le ha de aplicar para que funcione y se mide en onzas x pulgada…para que lo entendaís, es la fuerza mínima con la que ha de ser golpeado para que funcione (esto impide que se “accione”accidentalmente al golpear contra el suelo al caer, por ejemplo). El pistón se divide en las siguientes partes:

– Vaina: es la pieza que acoge todo el conjunto que forma el pistón y presenta un orificio por el que sale la llama que quema la pólvora.
– Cápsula: es la parte del pistón sobre la que impacta el percutor y donde está contenida la pasta detonante o iniciadora.
– Yunque: contra la punta de esta pieza roza la pasta detonante oiniciadora al golpear el percutor. De su posicionamiento depende en gran medida la sensibilidad del pistón.
– Pasta detonante o iniciadora: es una mezcla de explosivos sensibles a la percusión, y otras substancias, produciendo su detonación (7000 m/s) y el chorro de fuego capaz de quemar la pólvora de forma uniforme.

La pólvora es el propulsor fundamental de los perdigones mediante los gases que se producen con su deflagración (3000 m/s) y existen dos tipos, de simple o boble base, en función de su potencial energético. Debido a su formulación, componentes, formas y usos, la variedad de pólvoras es enorme, se necesitaria más de un artículo para explicar con un cierto detalle este apasionante mundo, así que señalaré brevemente sus características:

– Progresividad, que es la velocidad de quemado. Las pólvoras rápidas aumentan y disminuyen muy rápidamente la presión en el conjunto recámara-cañón, mientras que las progresivas mantienen la presión uniformemente hasta que los perdigones abandonan el cañón. Si es demasiado progresiva quema despacio o no lo hace totalmente, no transmitiendo toda la energia y dejando restos en el cañón.
– Relación entre la presión de la cámara y la velocidad de los perdigones. La mejor pólvora es aquella que con una menor presión en la recámara es capaz de dar una mayor velocidad a los perdigones.
– Estabilidad, es el tiempo que tarda en ser peligrosa, o sea, inestable.

El taco es una pieza de plástico (también hay de cartón, corcho y fieltro) con una triple función, aprovechar al máximo la presión ejercida por los gases (sellando perfectamente el cañón), acompañar los perdigones durante su recorrido por el cañón (evitando su deformación) y amortiguar el retroceso del arma (absorviendo parte del impulso al doblarse la unión de sus dos copas). Se divide en tres partes, el vaso contenedor (donde van los perdigones), muelle o amortiguación (unión entre el vaso y la cazoleta) y la cazoleta. La dispersión de los perdigones depende en parte del taco. Así vasos cortos provocan una mayor dispersión. Los tacos de fieltro dispersan más que uno normal, pero no tanto como uno que contenga algun tipo de objeto en el centro del vaso.

Los perdigones son los proyectiles que dispara la escopeta y pueden ser de bismuto, acero o plomo, estos últimos con una pequeña proporción de antimonio para darles mayor o menor dureza. Así según la proporción que contenga de estos elementos se clasifican en normales, endurecidos, extraduros y magnum. Cuanto más duro sea un perdigón más lejos se puede tirar con él y mayor agrupación se consigue, pero menor capacidad de deformación, y por tanto de hacer daño, tiene(pero más huesos rompe…). Precisamente la dureza es una de las dos características que definen a un perdigón; la otra es su esfericidad. Ambas afectan a la uniformidad y dispersión del plomeo así como a su comportamiento balístico (tal y como he dicho antes). El tamaño del plomo viene expresado por un número, en una escala que va de varios ceros, para las postas, hasta el 12. Cuanro mayor sea el nº menor es el plomo. Como cierta vez leí, se considera que un buen cartucho es aquel capaz de agrupar los perdigones con un choke de ***:

– a 20 metros 15cm en cuadro
– a 30 metros 25cm en cuadro
– de 40 a 50 metros 35cm en cuadro

Las postas es todo proyectil con un peso superior a 1’5 gramos y alojado en un cartucho en un número superior a uno (es decir, hay como mínimo 2). Normalmente son esféricas, aunque ultimamente se han diseñado proyectiles prefragmentados en 4, 5 o más piezas que encajan perfectamente dentro del cartucho y que al ser disparo se dispersan (postas no esfèricas). Las postas son las reinas indiscutibles de la potencia de fuego a corta distancia: 9 proyectiles de 9mm viajando a una velocidad de 410 m/s y que a 20 metros de distancia cubren un cuadrado de 40 cm de lado, y 1 m² a 45 metros con full choke, pueden hacer mucho más que asustar….

Los cartuchos también pueden ir cargados con un solo proyectil, es decir con una bala, aunque es mucho menos precisa y con mucho menos alcance que la dispara por un rifle, sobretodo si se tiene en cuenta que las escopetas no suelen disponer de los elementos básicos de puntería necesarios para disparar con ella. Básicamente es un trozo de plomo, entre 28-32 gramos normalmente, que vuela a unos 425 m/s de una forma medianamente precisa. Según los fabricantes de munición el alcance efectivo de éstas es de 75 metros, pero siendo realistas se puede acertar a un blanco grande a 40-50 metros con un poco de suerte. Existen varios tipos de bala según su forma :

– Brenneke: el proyectil tiene la mayor parte de su peso en la parte delantera del mismo, de forma que mantiene su trayectoría hasta que pierde mucha velocidad (sobre unos 40 metros). Puede presentar estrías externas que la hacen girar (como en el tipo slug).
– Stendebach o hueca: tiene unas laminillas interiores que la “estabilizan” haciéndola girar (es bastante imprecisa).
– Slug: disponen de varios alerones exteriores que provocan que la bala gire de forma helicoidal (tal y como hace el rayado del cañón de un rifle).

Hay otros tipos de balas que aprovechan los diseños militares para cañones militares y que consiguen un alcance eficaz de hasta 100 metros. Así mismo también existen versiones de uso restringido (militar/policial) mucho más refinadas y que, según su fabricante, son capaces de perforar protecciones balísticas de clase II y III a distancias que oscilan entre los 35-50 metros (dependiendo del tipo concreto de bala).

Por último, entre muchas otras cargas que puede llevar un cartucho (balas de goma maciza, chevrotines, perdigones de plástico, etc) mencionare los flechettes, pequeñas flechas metálicas que tuvieron una gran difusión en Vietnam y que actualmente solo son usadas como medio antidisturbios por el ejército israelí.

Elección del cartucho adecuado (algunos consejos prácticos)

El tipo de cartucho a emplear va a depender de diversos factores que se han de analizar para cada caso en particular. En principio, debido a su poca precisión en comparación con las armas rayadas, no es aconsejable escoger un cartucho cargado con bala para la faena que nos atañe. Resultan mucho más interesantes los cartuchos cargados con perdigones o postas pues nos confieren una mayor posibilidad de impactar en el blanco que disparando un único proyectil. En caso de no seguir mi consejo, sobretodo no lo dispareís con una escopeta con full choke, es menos aconsejable todavía….

Así a distancias medias-largas sería aconsejable utilizar un cartucho del nº4 hasta el nº0 y en segundo lugar los cartuchos de tiro al plato, que suelen ser del 7 o 7’5. Para distancias cortas-medias lo mejor son las postas. Pero como lo más normal va a ser no tener tiempo para ponerse a decidir cuál es el cartucho más indicado para cada ocasión, aconsejo las postas. Aún así que cada uno practique y decida cuál es el más indicado.

Resumiendo un poco, la distancia efectiva de disparo depende del gramaje del cartucho, de la carga de pólvora, de la velocidad inicial y del arma que se dispare (longitud del cañón y choke que lleva). A mayor gramaje y diámetro del perdigón, mayor distancia efectiva de disparo. Claro que para ello se necesita mayor carga de pólvora, para proporcionarle una buena velocidad inicial, lo que provoca mayor presión en la recámara del arma y mayor retroceso (principio de acción-reacción: a mayor carga de perdigones, gramaje, y mayor la velocidad de éstos, mayor es el retroceso del arma).A menor longitud delcañón menor alcance y mayor retroceso. Los cartuchos dispersantes tan sólo son efectivos en disparos a menos de 18 metros.Una buena forma de memorizar todo esto es tener en cuenta que no se aconseja tirar con cartuchos con perdigón a partir del nº8 más allá de 40 metros.

También pensando en el cartucho ideal para vuestra arma teneís que tener en cuenta que si se trata de un arma semiautomática, los cartuchos ideales son aquellos con una presión mayor o igual a 500 kg/cm². En caso contrario vuestra arma podría fallar pues su mecanismo de recarga funciona normalmente a partir de estas presiones. Y seguro que fallaría en el momento menos indicado….(otro motivo más para escoger una escopeta de corredera).

En fin, creo que esto es todo. Como decía Super-ratón, no olviden armarse y superabastecerse de cartuchos….bueno, bién bién no era así, pero como despedida vale.

Microrelato

Este microrelato lo escribí en los comentarios de Mundo Cadaver: Apocalipsis Zombie (un blog que no puedo dejar de recomendar). Os animo a mandarnos alguna microhistória o lo que queráis a nuestro mail que aparece arriba.

Porque la felicidad, como todo, depende siempre de los ojos con que se miren.

—————————————————–

Diario en los suburbios: Felicidad

Llevo varios dias perdido por las calles, a veces más desiertas y a veces más pobladas que nunca. Siempre me he sabido desenvolver bien por las calles, así que al principio no tuve ningun problema. Parecía que todo el mundo se estuviese volviendo loco, pero nadie me parecia prestar atención, despues de todo es muy habitual verme pasear por las calles, saludando al personal alegremente. Grácias a mi cándida sonrisa siempre he conseguido alguna limosna.

De repente, la gente en las calles empezó a desaparecer.

En dos dias, esas calles transitadas que siempre evitaba cruzar y que tantos sustos me habían dado estaban desiertas. Solo pasaban por ellas algunos vehiculos pesados, muy grandes y ruidosos. Pero mientras tuviese mis cubos de basura, no era difícil conseguir alimento. Cómo és la gente, si supieran la cantidad de alimentos que desperdícian… creo que ahora más de uno se estará dando cuenta.

Al cabo de unos dias, empecé a ver por la calle a gente, pero parecían idos totalmente. ¡¡Y hasta olían peor que yo!! Tenian muchas manchas y heridas que no había visto nunca, y aún así seguían moviendose. Alguno intentó alcanzarme, pero tras años de vivéncia en las calles algo que se adquiere es agilidad y velocidad..

Mis pasos me llevaron cerca de un grupo de gente que se juntaban detras de unas vallas. ¡Y dentro estaban cocinando! Joder, que bien olía…

Estuve un par de días merodeando hasta un dia que me pude colar detrás de un camión, pero la gente al verme empezaron a gritarme y a apedrearme, con lo que volví a salir por donde había entrado. Habia mucho ruido y corrí, y corrí mucho. Pero seguía teniendo hambre, así que tenía que entrar ahí dentro.

Esperé a la noche, y despues de pasar a través de muchos coches destrozados llegué a las vallas. Habia gente fuera pero me hacían caso omiso, aunque yo no podía hacerlo de ellos. Madre mia, que peste que echan…

Encontré en un rincón una zona del vallado por donde creí que podría pasar por debajo, pero me quedé encallado. Mientras hacía ruido intentando paasr, la gente de fuera me debió oir y se acercaron a ayudarme. En el fondo no deben ser tan malos, siempre caigo simpático a la gente. Empezaron a arremeter contra la valla, algunos de ellos me pisaron, pero consiguieron tumbarla, y yo con un salto liberarme de mi prisión de alambre.

Entonces ví que empezaban a pelearse con la gente de dentro, se escuchaban explosiones y ruidos de disparos, muhos gritos… mientras tanto, yo encontré en un rincón comida.

Estaba todo el mundo muy ocupado, así que literalmente me puse las botas haciendo gala de una de mis hablidades desenvolupadas en la calle, tragar sin apenas masticar. Salí de ahí con un pedazo de ternera que me era difícil arrastrar, pero lo conseguí.

La gente seguia peleándose y gritando, pero cada vez menos, hasta que se hizo el silencio.

En ese silencio estoy ahora, escondido en un rincón y durmiendo, con esa ternera bien enterrada en uno de mis escondrijos. Solo falta que aparezca un gato para salir ladrando detrás suyo y el dia será perfecto.

Una mala notícia…

Por lo visto un tarado, pensando que le atacaban los zombies, se cargó a 6 con una escopeta en Seattle. Resulta que al nota en cuestión lo habían invitado a una fiesta de disfraces de temática zombie que tenía por nombre “Better off undead”. No he podido traducir si iba colocado o no, pero el tio entró y disparó unos 20 disparos, matando a 4 hombres y 2 mujeres. Luego se suicidó…o eso creo, pq mi inglés no es muy bueno, así que mejor os doy el enlace:

http://www.cbc.ca/story/world/national/2006/03/26/shooting-060326.html

Sucesos como estos no hacen más que perjudicarnos a todos y a nuestro objetivo de difusión de los conocimientos necesarios para tener más posibilidades de sobrevivir a los zombies Es por ello que desde TZSS queremos dejar bien claro que estamos totalmente en contra de cualquier acto que atente contra la vida humana. Por ello se creó este blog, para posibilitar preservarla de la amenaza menos conocida, los nomuertos….

Para todos aquéllos que tengaís el gatillo fácil, un consejo. Como cierta vez alguién dijo (más o menos): todo gran poder conlleva una gran responsabilidad. Pensad en ello, es mejor que arrepentirse y tenerse que volar la cara…

Recopilación de consejos

Hay muchas cosas a tener en cuenta cuando suframos un ataque de unos zombies. El ser humano, en situaciones de estrés, acostumbra a no pensar racionalmente y actuar por actos reflejos, su sentido de supervivéncia es el que mueve sus actos.

Por eso creemos que es importante leer y estar habituado a estos artículos de supervivéncia. Como más los tengamos por mano, más fácil será no cometer errores.

Me gustaría que entre todos fuesemos redactando algunos consejos básicos, esas típicas cosas a tener en cuenta que igual en el momento no las piensas pero un minuto despues te arrepientes de ellas.

1.- No entres en pánico, recuerda que una mente asustada no piensa, y precisamente pensar es nuestra única gran ventaja sobre ellos.

2.- Aléjate de ellos, la mayoría de las veces te puedes mover mucho más rápido que ellos. La mayoría no somos unos rambos ni Charles Bronson, y por mucho que hayamos visto en las películas, disparar a alguien no es fácil, ya no diremos un disparo preciso a la cabeza. Debemos usar las armas para abrirnos paso, no para entablar una guerra en inferioridad numérica.

3.- Recolecta comida, agua, una rádio de emergencia, linternas y armas, y retirate a una localización segura. Si es posible retirémonos en un almacén de comida o suministros. Sin embargo, no podemos olvidar que habrá mucha gente con las mismas ideas y desesperación, por lo que aconsejo abastecernos de comida seca y enlatada y salir de ahí.

4.- Mantente alejado de zonas densamente pobladas, es donde la plaga estará más avanzada.

5.- Crea barricadas en todas las entradas de tu refugio, y búscate una vía de escape alejada de ellos, mayormente o bajo tierra o mediante el aire.

6.- No dejes que te rodeen hacia un callejón sin salid o una esquina, intenta correr por calles y zonas que conozcas, evita zonas desconocidas.

7.- Recuerda que cualquier persona mordida o herida por un zombie puede ser una amenaza para ti y tu grupo.

8.- Busca gente pare reagruparte y haz preparaciones a largo plazo, no sabes hasta cuando se puede prolongar tu situación.

Todos los puntos que se os ocurran ponedlos en los comentarios, por favor.