Por mucho que utilicen en su publicidad la frase de la crítica, “si vas a empezar a leer novelas de zombis, comienza por ésta”, lo cierto es que yo empezaría por una lectura mucho más asequible.

ZU1

Porque al fin y al cabo, lo que sí es cierto es que “no se parece a nada de lo que hayas leído hasta ahora”.

Quizás sea porque me había creado grandes expectativas. Quizás sea porque hacía tiempo que no leía una novela de esta temática. Quizás porque acababa de leerme otra obra que había dejado el listón muy alto. Sea por el motivo que sea, lo cierto es que su lectura no me ha satisfecho de la forma que a priori pensaba que lo iba a hacer.

Yo hay cosas en un libro que necesito que existan. Y una de ellas es que haya capítulos. Soy yo el que decido si continuo leyendo un capítulo más o si necesito parar un momento para reflexionar o recrearme en lo que estoy leyendo, ir al lavabo o prepararme un café. Pero el hecho que no haya divisiones (aunque la obra se divide en tres partes) unido a una escritura densa, casi sin párrafos separados, y prolíficamente descriptiva ha llegado a extenuarme en algún momento. Este es un punto negativo en mi valoración que, sin duda, ha influenciado en mi valoración final.

Antes he mencionado que no sería mi primera lectura sobre zombies. Y lo he dicho pensando que en mi primera lectura sobre este tema creo que buscaría sobretodo zombies y acción, aspectos que no sobresalen en esta novela, especialmente en su primera parte, sino que profundiza en el aspecto psicológico de los supervivientes. Y esta es especialmente su virtud, lo que la hace original, explicar que sienten y como lo viven por dentro los supervivientes su trágica existencia, enfrentados a la reconstrucción de un mundo asolado por un AZ.

Otro aspecto que no me ha gustado ha sido que tengo la impresión de no haberme enterado de la mitad de lo que el autor quería expresar en su obra. Y no me refiero a perderme en el hilo narrativo debido a lo denso de su escrito o a los continuos flash-backs, que en algún momento me ha pasado, sino que entre omnipresentes alusiones peyorativas a Connecticut y críticas a situaciones apocalípticas reflejadas de nuestro mundo real, y con las que criticaba sin duda la decadente forma de vivir actual, he tenido la sensación de necesitar ser norteamericano, y especialmente neoyorquino, para entender lo que el autor estaba intentando decir entre líneas.

Por el contrario, me ha gustado que el autor introdujera dos tipos de zombies, los skels y los straggs. Los primeros responderían a la típica definición de zombie, mientras que los otros serían una minoría de muertos vivientes que se han quedado para siempre paralizados en un momento de su vida, ya sea este volando una cometa, haciendo fotocopias o en la consulta de una vidente. Con estos últimos se ha creado el juego de explicar el por qué de su hacer, reflexión que metafóricamente seguro podemos extrapolar a nuestras vidas y mundo real.

Otro aspecto significativo ha sido la introducción del PASD o Post-Apocalyptical Stress Disorder, un bonito juego de palabras que sin duda nos alude al pasado y que sirve para designar una alteración de la conducta provocada por el trágico acontecimiento de sobrevivir al AZ.

Otro concepto original ha sido el de la “Necrológica” o la historia de cómo un superviviente sobrevivió a la última noche, justo cuando se desencadenó el AZ, narración obligatoria al conocer algún nuev@ superviviente (tanto como hablar de las anteriores parejas con una posible futura pareja).

La historia es sencilla, aunque la forma de narrarla no lineal puede confundir al lector. Está centrada en un tiempo posterior al inicio del AZ y basada en un grupo de supervivientes que logran agruparse entorno a lo que parece la organización que hace posible el resurgir de la sociedad de sus cenizas, de ahí el nombre de Fenixios para estos nuevos ciudadanos, encuadrándose dentro de un equipo de “limpieza” (principalmente encargados de eliminar los Z que no ha eliminado el ejército y asegurar que el lugar pueda ser repoblado). Todo va bien hasta que se complican las cosas…

De la historia, y del libro en general, solo hay una cosa que no voy a perdonar. Es un pequeño detalle y de hecho no sé si en la versión original será así, aunque dudo mucho que el error se deba al proceso de traducción/ interpretación: uno de los personajes está estudiando castellano con el propósito o ilusión de poder vivir en Córcega en un futuro… Lo siento mucho, en los pequeños detalles se aprecia la verdadera calidad del producto (por si alguien no lo sabe el idioma oficial en Córcega es el francés). EDITADO: tal y como me ha hecho ver Koreander con su comentario, lo de aprender español para ir a Córcega no se trata en realidad de un error, sino de una muestra del sutil humor de la novela que no he sido capaz de captar.

Por lo demás, y ya como valoración general, es una obra de temática zombie que si bien no ha respondido a mis expectativas, no me ha resultado defraudadora, aunque si un poco densa y anodina en su primera parte. Así que creo que es una obra recomendable para un sector de lectores ya iniciados en la temática y que busquen profundizar en aspectos del AZ, sobretodo psicológicos, que normalmente no son tratados en otras obras.

Para que mi opinión no sea la única que conste, considero oportuno que leáis esta magistral crítica escrita en El rincón de Koreander.

Ya sólo me queda agradecer a la Editorial Planeta que me haya hecho llegar una copia de libro para que lo pudiese leer y posteriormente comentar en nuestra web.

Fuente de las imágenes: Editorial Planeta S.A.


2 Comments on “Zona Uno”

You can track this conversation through its atom feed.

  1. Koreander says:

    Buenas, y lo primero gracias por haberte pasado por mi blog.
    Creo que tienes mucha razón en casi todo lo que comentas, sin embargo la anécdota de Córcega sospecho que es intencionada, un chiste, vamos. Por eso cuando el protagonista ve el recorte de prensa de Córcega piensa en reírse a pesar de lo trágico de la situación.
    Creo que Zona Uno es un libro de zombies para la gente que no suele leer literatura fantástica, y por eso lo ha publicado Planeta.
    Un saludo y gran crítica.

  2. Pelos says:

    Pues pensándolo tienes razón, tanto con lo de Córcega (en mi defensa ya dije que “tengo la impresión de no haberme enterado de la mitad de lo que el autor quería expresar en su obra”) como con lo que “es un libro de zombies para la gente que no suele leer literatura fantástica”.

    Y para gran crítica la tuya (por eso incluí el link).

Deja un comentario

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>