Me he preocupado por la bebida, la comida, la gente que he querido, pero en ningún momento les he prestado mucha atención a ellos, los verdaderos protagonistas de la pelicula. Lamentablemente el trato no ha sido recíproco…

Sobre las 07:30 de la mañana me ha despertado el ruido de la puerta principal del edificio. Al principio no le he dado importancia porque cada dia a esa hora aproximadamente siento el mismo ruido. La puerta se cierra con un golpe seco, gentileza del mismo vecino cabrón que cada mañana sale por ella. He abierto los ojos de golpe al entender que quería decir eso: que había otro superviviente. Pero si ha salido a la calle…me he precipitado hacia la ventana que, por tener las contraventanas cerradas, no me ha permitido otear la calle, pero si que me ha permitido escuchar lo que en ella pasaba. Nada, no he oído ningún tipo de ruido que me pudiera hacer suponer una refriega.

Por qué no he oído, como mínimo, chillar al cabronazo desconsiderado de mi vecino? No es que le desease ningún mal, pero ya que salía a una calle repleta de zombies…Era uno de ellos! Eso era lo que quería decir. He comenzado a pensar en todas las múltiples posibilidades que se podían haber dado lugar, desde las más absurdas a las más coherentes, claro que dentro de un mundo en el que los muertos han decidido levantarse y comerse a los vivos, eso da lugar a una amplia posibilidad de teorías. Con el estómago vacío no podía pensar, así que he cruzado el piso en dirección a la cocina y a la barrita que ayer no cené (solo tenía 2 barritas para pasar el día).

Mi habitación queda en un extremo del piso, el más externo, y he de cruzarlo más allà de la mitad, casi hasta el final, para poder llegar a la cocina. Por el camino he pasado delante de la puerta principal y me he parado ha observarla no sé muy bién porqué. Bueno, si lo sé. Estaba pensando que no me había asegurado si había más supervivientes en el edificio, ni tan siquiera si la puerta de entrada del edificio estaba cerrada y asegurada. La verda es que no hubiese sido nada fácil, ni exento de peligro, realizar tal tarea, pero ni tan siquiera me la había planteado. Estaba demasiado ocupado pensando como atrapar gatos con pinzas de tender la ropa…Esto es lo que estaba pensando cuando he acercado mi rostro a la mirilla de la puerta. Casi dejo escapar un grito de horror. Me he separado lentamente de la puerta, caminando silenciosamente marcha atrás, con el semblante desfigurado por la mueca de horror cincelada en mi rostro. Cuando me he dado cuenta, estaba sentado sobre un montón de mierda, con la espalda apoyada en la pared del fondo de la entradita. No era mucho montón de mierda por que al fin y al cabo no había podido comer mucho ultimamente. Avergonzado y sollozando quasi en silencio, me he arrastrado hasta el lavabo, donde he arrojado el pijama que llevaba y me he limpiado como dignamente he podido, sin poder echar de la cadena claro. Tras la puerta de entrada he dejado a mis dos vecinos silenciosamente esperando desde no sé cuando, posiblemente poco después de haberse convertido en zombies, uno de ellos un lituano de casi dos metros de altura. No creo que supiesen que todavía estaba con vida, ja que en caso contrario ya hubiesen echo por entrar. Pero aún así, aún sin poder descirnir con claridad que sucedía allí adentro, su diabólico instinto no les ha permitido separse de la puerta de mi piso, haciendo guardia a la epera de no saben bién que. No, desde luego no saben bién lo que sucede o de lo contrario, ya hubiesen, como mínimo, aporreado interminablemente la robusta puerta que les separa de su presa.

Por no acabar de estar convencido de mi deducción, aún sabiendo que era la más probable, he decidido volver a mirar por la mirilla, para comprobar que realmente no había ningún atisbo de certeza en su actitud, algo que me demostrase que no estaban seguros que yo estaba allí. Apenas he cruzado el comedor he sentido un ruido detrás mio, cerca de la galería. Si no fuese por la poca comida que he ingerido estos días, lo mal que he dormido y el estrés sufrido en tan poco tiempo, hubiese jurado que las voces quejándose del mal olor que desprendía mi lavabo eran ciertas. Pero al girarme he comprobado que no lo eran. Uno de mis vecinos, convertido en zombie claro, estava intentando de entrar por una de las ventanas de mi galería. Solo discernía la silueta de su cuerpo a través del cristal opaco, intentando agarrar el cristal como si se tratase de un trozo de teal que pudies agarrar y estirar para él. De inmediato, la puerta de entrada a empezado a ser aporreada. De nuevo la falta de alimento y el estrés han hecho mella en mi, empezando a oir dentro de mi cabeza las boces de mis vecinos-zombies preguntándome “si estaba bién”, “…que te pasa?”,”… tranquilo ahora vamos a por ti…”. No lo he podido soportar, he chillado con las pocas fuerzas qu eme quedaban, sollozando mientras dejaba que mi cuerpo callese al suelo para formar un obillo, buscando insconscientemente una posición protectora. Ante mi indefensión, que no sé de que manera podian percibir, los golpes a la puerta y la ventana han incrementado su intensidad y violencia, provocando a su vez una mayor deseperación en mi.

Así es como he pasado gran parte del día, tirado semidesnudo en el suelo, en posición fetal, llorando y alternando estados de desesperación con otros de delirio somnoliento. Y todo ello acompañado de la interminable cacofonía interpretada por mis vecinos.

Si por la mañana me ha despertado un rudio, esta vez ha sido la ausencia del mismo lo que me ha hecho volver en mí. Sin entenderlo los golpes han cesado. Eso ha sido hace muy poco rato, lo suficiente como para comer temblando la poca comida que me quedaba, reforzar como buenamente he podido la puerta y la ventana y sentarme a escribir estas palabras, tranquilizándome con argumentos que sé son totalmente falsos. Ha sido un día muy duro y necesito descansar ahora que puedo. Luego ya veré que hago para salvar mi culo…


No Comments on “Cualquier dia… (dia3)”

You can track this conversation through its atom feed.

No one has commented on this entry yet.

Deja un comentario

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>