Desconozco de que ha sido lo primero que han cortado el suministro, si el agua, la luz, el gas…dá igual, sea como sea, lo único cierto es que soy huérfano de todos ellos. Pensaba que no lo iba a echar tanto de menos, almenos no tan prematuramente, pero contaba con poder ducharme esta mañana, o eso pense anoche cuando perezoso de mi busqué cualquier excusa para irme a dormir, y el no poder hacerlo ha acrecentado mi malhumor. Me ha sorprendido comprobar cuanto cuesta olvidar nuestros actos cotidianos, como el accionar la cadena cuando vas al baño. Me ha costado aprenderlo, como unos 14 litros aproximadamente, el único depósito de agua que tenía disponible. Ha sido una dura lección. La cisterna a continuado llenándose con los restos de agua que quedaban en las cañerías. Este suceso me ha hecho tomar dos decisiones, la primera es no volver a malgastar agua tirando de la cadena y la segunda el intentar de recuperar todo el agua que pueda y almacenarla en la bañera. Como por arte de magia, en cuanto lo he pensado, ha dejado de llover, así que se jodió mi principal fuente de suministro, almenos por el momento. Espero que mañana llueva, si no tendré que ingeniármelas para construir un “aparato” capaz de condensar la niebla que a primeras horas de la mañana todo lo invade. No se bién como hacerlo, supongo que será algo parecido a los agujeros que se cavan en le desierto para condensar la poca humedad existente, pero nunca he construido ninguno y no se que resultado ni rendimiento puedo obtener. De todas formas no me preocupa demasiado, tengo suficiente agua potable poco para aguantar los tres días que como mucho creo que tardará en llegar la ayuda, incluso para un par de días más si la raciono bién (no sé que haré si no llega la ayuda). El problema es que me gustaría tener algo de agua para poder echar de la cadena o incluso poder asearme un poco. Bah!, son solo 72 horas, 72 horas…

Pero parece que no soy el único al que le cuesta olvidar sus costumbres. Ellos están aquí abajo, deambulando con sus quehaceres diarios, vagando hacia un destino que desconocen. Creo que no me han visto, o almenos eso he intentado. Las ventanas y contraventanas han permanecido todo el día cerradas, lo que ha sumergido el piso en la penumbra. He preferido a actuar así a llamar la atención de alguno de mis “vecinos”. Ni tan siquiera me he calzado las botas por si tenia que salir corriendo a la calle. Me he dejado mis cómodas y silenciosas, sobretodo silenciosas, pantuflas. De todas formas he intentado de moverme lo menos posible, todo por llamar la atención cuanto menos mejor. Tampoco me he querido acercar demasiado a las ventanas del patio exterior, por temor a ser visto. Es precisamente en esta zona donde el balcón de la vecina de abajo está más próximo a mis ventanas. De hecho hasta un tetrapléjico con su silla de ruedas sería capaz de entrar a mi casa desde ese sitio. Las ventanas de cristal que hay allí son grandes y por ende, endebles. Debería de buscar alguna manera de reforzarlas, pero sin convertir mi piso en una ratonera, pues esta podría ser mi única salida de emergencia si he de salir huyendo. Además, también puede ser una buena ruta de suministro si he de buscar alimento por las casas vecinas. Ahora que pienso, la fortuna ha querido, o no, que la pesada puerta que custodia el paso del balcón hacia el interior de la casa esté medio abierta…

No creo que a mis vecinos les importe. Si estuviesen en mi lugar lo entenderían. El problema es que no sé en que lugar están. Si se han convertido en una de esas cosas que deambulan por la calle, malamente, servicio de comida a domicilio. Y si por el contrario se están escondiendo tal y como lo estoy haciendo yo, no creo que se alegren mucho cuando me vean entrar en su kelly para afanarme su sustento. Sobretodo el que es policia. Y ahora que pienso, y si no está en casa? Se habrá quedado sola su mujer? El fin del mundo, una chica guapa y cerveza fría…Ya se sabe que el fin del mundo despierta, además de los muertos, los instintos más bajos de cada uno. Joder, me falla la cerveza! De todas maneras el entrar dentro de las viviendas de mis vecinos forma parte del plan B. Por el momento prefiero seguir pasando desapercibido. Si la situación empeora ya me buscaré las habichuelas, nunca mejor dicho.

Me aburro!!

El día ha sido una mierda. Ha sido el día más aburrido de mi vida. Solamente basta decir que de lo aburrido que estaba, he estado a punto de ponerme a limpiar el piso, aunque luego he considerado que no solamente no creo que al fin del mundo le importe si tengo ordenado o no el piso, sino que lo único que podría conseguir era llamar la atención haciendo ruido. Así que he estado leyendo un buen rato, mientras la luz natural me lo ha permitido. Y cuando ya no podía leer más con la luz natural, he buscado una habitación cerrada y he encendido una de las muchas velas que tengo en casa. Entonces es cuando he comprobado con horror que solo disponía de 8 cerillas y encender la primera vela me ha hecho gastar, por una mala suerte que no entiendo, 2 de ellas. En el mundo cotidiano esto no tendría importancia, pero tal y como están las cosas. Mañana me dedicaré a buscar un mechero que sé que tiene que estar por algún sitio. De todas formas, dejaré una vela encendida continuamente, me lo puedo permitir.

Pero las cerillas no son lo único que escasean. He distribuido las barritas para alargarlas hasta la cena del miércoles. Sin contar las dos que había comido a la hora del desayuno, tenía 2 para las comidas del lunes y del miércoles, la sustitutiva de una comida para la comida de mañana martes y las 5 restantes a repartir entre las 3 cenas y los otros 2 desayunos que me quedaban. Todo planificado. El problema ha surgido cuando he comenzado a comer, las barritas son poco más que una golosina, duran un suspiro y no satisfacen nada de nada. No solamente eso, sino que las de chocolate tan sólo llevan pepitas de chocolate en una de sus puntas, debido seguramente a algún estudio de marketing que auguraba unas ganancias exorbitantes para la empresa si actuaba de esta manera…Grácias hijos de puta! El futuro de la humanidad pende de vuestras barritas y vosotros escatimando nutrientes para aumentar las ganancias, espero os atragánteís con ellas!. El problema no son las pepitas, o más bien la falta de ellas, sino que después de comer las 2 barritas que me tocaban para comer, el único testimonio que lo certificaba era la presencia de los dos envoltorios vacíos. En caso de no haber existido estos, nada me hubiese hecho pensar que ya las había ingerido. Reticente he cogido una tercera, pero no ha sido hasta que he comido la cuarta, segundos después, que he decidido , aún con el estómago vacío, reservar las siguientes para los días venideros. Y para la cena de esta noche también. AL principio pensaba no cenar para compensar un poco la comida del mediodía, pero al final no he podido y he comido la que me tocaba. Así, de las 5 barritas que tenia para pasar el día de hoy, he acabado consumiendo 7, con lo que llevo un déficit de 2 y a pesar de lo cuál he tenido todo el día el estómago vacío y he pasado más hambre de la que nunca he pasado en mi vida, quizás solo comparable con aquélla acampada en la que apenas llevamos comida para poder cargar con más botellas de vodka…jejeje…recuerdos como como este son una efímera alegría cuando la civilización se encuentra sumergida en la hecatombe. Son como un sueño feliz, mientras lo tienes dentro de la cabeza es maravilloso, pero cuando te despiertas y te das cuenta que la vida sigue siendo una mierda y que sólo ha sido eso, un sueño, tienes suficiente para pegarte un tiro. Pues imagínate lo mismo pero en medio del fin del mundo, pensando que ese recuerdo feliz ya no sólo no volverá a ser, sino que además, desaparecerá contigo…

Joder que hambre!!

De todas formas las barritas del día de hoy eran las que no especificaban que fuesen sustitutivas de comida, así que supongo que es normal que me sienta así, como si hubiese masticado y tragado aire. Espero con ansias la comida de mañana, la MegaPlus toda para mí, ummm… Por lo demás aplicaré el truco que mi abuela me explicó que utilizaban durante la guerra para no pasar hambre, dormir todo el rato. A ver como me va…


No Comments on “Cualquier dia…(dia 1)”

You can track this conversation through its atom feed.

No one has commented on this entry yet.

Deja un comentario

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>