Seguimos con nuestros consejos de conducción tras un holocausto provocado por el levantamiento de los muertos ya sea por meteorito, accidentes nucleares o simplemente porque en el Infierno ya no queda sitio.

Conduccion 5

En esta última entrega, pasamos a los consejos prácticos de conducción, muchos de ellos útiles en otras circunstancias pero específicos de un mundo infectado de zombis.

Ok, tío. Tienes unas ruedas y vives en un mundo devastado tras un Apocalipsis zombi. Necesitarás también un refugio, pero eso lo trataremos en otra ocasión. Vamos a darte unos cuantos consejitos de conducción.

Consejos generales para la conducción postapocalíptica

• Conoce la zona por dónde conduzcas. Por supuesto, esto no es siempre posible, pero si inicias un viaje hacia alguna zona segura debes intentarlo en la medida de lo posible. Los mapas, tanto de carretera como los geográficos del ejército, pueden ser de ayuda para hacerte una composición, pero recuerda que el mapa no es el territorio (lo dice DeNiro en Ronin luego es verdad). El visionado directo es la mejor opción para prevenir esas cosas que no suelen venir en los mapas como accidentes, concentraciones de zombis o zonas devastadas por cualquier razón.

• Conoce las rutas más cortas a las zonas de tu interés así como atajos (saltándose las aceras por ejemplo) para las situaciones urgentes.

• Abandona las rutinas. Si conduces de forma asidua a algún lugar como, por ejemplo, de tu refugio a un lugar donde consigues comida o gasoil, es mejor que busques rutas alternativas y que no vayas siempre a la misma hora ni momento del día. Los zombis pueden no ser tan tontos como te crees y este hábito puede salvarte de otros supervivientes con intenciones hostiles.

• Evita quedarte bloqueado. Conduce con suficiente previsión para no verte bloqueado por todo tipo de obstáculos, por pinchazos, etc. Quedarte quieto equivale a morir.

• Aparca siempre con espacio para salir de forma rápida. Entendemos que en un Apocalipsis zombi nunca vas a hacer maniobras para aparcar entre dos vehículos, pero además siempre que puedas has de dejar el morro del vehículo en la dirección de salida.

• Nunca pares por nadie ni por nada. No hay que explicarlo ¿no? Una superviviente pidiendo ayuda puede ser el cebo utilizado por grupo de hostiles para atraerte o simplemente estar perseguida por infectados que se convertirán en TU problema cuando antes eran el suyo. Los boy scouts en este mundo acaban como los de Dellamorte Dellamore.

• Conduce por avenidas anchas. En general, en ellas tendrás mayores facilidades para maniobrar incluso aunque hayan vehículos que se quedaron atrapados durante la huída de la infección. Y, en el peor de los casos, suelen tener aceras grandes que pueden servirte también. Una calle estrecha, en cambio, puede bloquearse sólo con un coche.

• Mantén el depósito al menos a la mitad y siempre con al menos el doble del combustible necesario para regresar a tu refugio.

• Mira los retrovisores periódicamente. Te permitirá prever emboscadas y otras situaciones de riesgo.

• Nunca abandones las llaves del vehículo. A ser posible, llévalas con llaveros con cadena o similares.

• Mantén una velocidad tan baja como sea segura y una marcha corta. Ahorrarás combustible por ir despacio y además evitarás los imprevistos más fácilmente. Deberíais ir lo suficientemente rápido para prever un ataque cuerpo a cuerpo, sobre todo cuando vehículo no te protege suficientemente (como una moto o un descapotable). Esto sólo es válido contra los zombis tontos claro, ya que con zombis con cierta inteligencia se impone ir más rápido aunque siempre deberías tener en cuanta que las calles y carreteras sin mantenimiento pueden ser imprevisibles.

• El espinoso asunto de las luces de posición. Si los zombis son capaces de ver es mejor eliminar las luces de posición y guiarse sólo con las de cruce, para evitar en lo posible ser visto. Otra opción es no conducir de noche o ir despacio e iluminar únicamente con las de posición delantera (quitando las traseras únicamente).

• Sigue los consejos dados en números anteriores. Hay que hacerse publicidad.

Técnicas para sacar a un coche de la carretera

Las técnicas de conducción evasiva están en general pensadas para el uso del vehículo antes del Apocalipsis, pero pueden ser de utilidad contra hostiles o contra zombis que sean capaces de manejar vehículos.

Forzado: Una técnica básica para sacar a alguien de la carretera y para evitar que nos saque otro que la conozca.

Se coloca el eje delantero de nuestro vehículo ligeramente por delante del eje del vehículo contrario (cuidado, si no nos colocamos adecuadamente será él quien nos saque de la calzada).

Le golpeamos decididamente y mantenemos ésta posición forzando al contrario, adaptando la velocidad a los cambios que nos imponga.

Forzado pleno hasta conseguir expulsarle de la calzada.

Forzado

Golpeo trasero: Alcanzas al otro coche en un extremo de la parte trasera con fuerza y sigues acelerando.

El coche delantero tenderá a salirse de la carretera en la dirección contraria a la que le hayas golpeado.

Pasas a su lado mientras él ha de esforzarse en mantener el control.

Golpe trasero

Golpeo lateral: Otra técnica básica para cepillarnos a un idiota, aunque ésta es más arriesgada.

Sitúa la parte delantera de tu vehículo en el lateral del otro, justo por detrás del eje trasero automóvil.

Luego golpeas sostenidamente y acelera para lograr que se atraviese.

El conductor del vehículo contrario intentará contrarrestar con las ruedas directrices.

Frena bruscamente y el otro automóvil hará varios trompos sin control.

Golpe lateral

Técnicas para evitar barricadas

Las barricadas o los cortes repentinos de la carretera por obstáculos son algo frecuente en un mundo devastado por los zombies y no siempre es posible afrontarlas simplemente frenando y dando la vuelta tranquilamente. Aquí van unas cuantas técnicas.

Giro del contrabandista: Se conoce así porque se inventó durante la ley seca por los pilotos que transportaban alcohol (y que luego serían los pioneros de las carreras de vehículos en los USA).

La maniobra se realiza para evadirse de un control de carreteras que bloquee totalmente la carretera.

El primer paso es ralentizar la marcha a unos 35-50 km/h, luego gira repentinamente mientras elevas a la mitad el freno de mano (si el coche es manual deberás pisar el embrague también).

Una vez el coche haya girado unos 90º, acelera (y levanta el embrague si es manual) y sales echando leches de allí.

Giro del contrabandista

Giro de 180º: Otro “invento” de los contrabandistas de alcohol durante la ley seca.

Consiste en hacer una maniobra parecida a la anterior pero comenzando marcha atrás, siendo especialmente útil en carreteras no iluminadas por la noche, ya que las luces delanteras deslumbrarán a los que estén en la barricada.

Paras delante de la barricada, aceleras repentinamente marcha atrás hasta unos 30-40 km/h, giras repentinamente mientras metes freno de mano todo lo que puedas y una vez el coche haya girado unos 90º, acelera.

Giro 180

Técnicas para embestir barricadas

La más común de las barricadas en carretera es la que se realiza mediante la colocación lateral de vehículos cortando el paso. Así que aquí van unos cuantos consejos que pueden ser de utilidad también contra barricadas de otros elementos.

Embestir una barricada de un solo vehículo: La barricada más sencilla de todas.

Ralentiza la marcha hasta frenar para dar la impresión a los hostiles de que vas a parar.

Acelera bruscamente (si es de noche puedes combinarlo con encender las luces repentinamente).

Escoge la zona de impacto. La mejor es la zona que va desde la rueda trasera al final del coche o la de la rueda delantera al frontal para facilitar el movimiento del vehículo bloqueador tras el impacto.

Golpea al obstáculo en un lateral y mantén el acelerador al máximo tras la colisión para empujarlo.

La velocidad del impacto debería estar entre los 35 y los 45 km/h.

Una vez pasada la obstrucción sigue adelante rápidamente. Ten en cuenta que es posible que tu vehículo esté en mal estado, así que actúa con cuidado y busca una zona segura donde parar.

Embestida 1

Embestir una barricada de dos vehículos: Ralentiza la marcha hasta frenar para dar la impresión a los hostiles de que vas a parar.

Acelera bruscamente (si es de noche puedes combinarlo con encender las luces repentinamente).

Escoge la zona de impacto: la mejor en estos casos es invariablemente el centro (de la barricada).

Golpea al obstáculo y mantén el acelerador al máximo tras la colisión para empujarlo.

La velocidad del impacto debería estar entre los 35 y los 45 km/h.

Una vez pasada la obstrucción sigue adelante rápidamente. Ten en cuenta que es posible tu vehículo esté en mal estado, así que actúa con cuidado y busca una zona segura donde parar.

Embestida 2

Conducción antizombi

Vayamos ya a consejos de conducción que, a pesar de poder ser de utilidad antes de la infección, son de uso más general en un Apocalipsis zombi.

Atropellar zombis: Este consejo podría llamarse como embestir un obstáculo imprevisto, ya que es un consejo útil para colisionar de la forma más adecuada cuando ya no hay posibilidad de evitar el choque.

Frena todo lo que puedas hasta estar cerca del obstáculo, justo antes deja de frenar.

Embiste al obstáculo de la forma más centrada posible para evitar derrapar tras el impacto, manteniendo la dirección recta.

Una vez superado el choque si puedes seguir moviéndote, hazlo.

Atropellar zombis lateralmente: Atropellar lateralmente es una maniobra muy acertada para proteger el frontal de nuestro coche que es su zona más frágil, está el motor y sobre todo el radiador, y siendo ésta muy vulnerable a los golpes.

La maniobra consiste en frenar hasta estar cerca del zombi e ir a una velocidad de entre 35 y los 45 km/h.

Giras repentinamente mientras metes freno de mano todo lo que puedas.

Una vez el coche haya girado unos 45º, suelta el freno de mano y acelera.

Habrás golpeado al obstáculo tras girar 90º y de forma seca y contundente, más efectivamente que con el atropello frontal y protegiendo las zonas sensibles del coche.

Atropellar masas de zombis: Cuando los zombis son demasiados para el poder de empuje del coche o simplemente cuando quieres proteger lo más posible vehículo, ésta es la maniobra más adecuada, sacada de la conducción de los pilotos de los Derbys de destrucción tan populares en USA.

Estos pilotos conducen siempre marcha atrás para proteger su frontal de los golpes de los demás coches al impactarles con el lado menos vulnerable de su vehículo.

La maniobra consiste pues en poner la marcha atrás, acelerar a unos 40-50 km/h y embestir a la masa de zombis manteniendo dirección lo más recta posible para conseguir pasar.

Si en algún momento el coche parece estar a punto de frenarse, puedes mover levemente el volante para coger tracción porque normalmente se tratará de la pérdida de agarre de las ruedas por la sangre de los cuerpos atropellados.

Y eso es todo amigos.

Termina con esto seis meses de darle vueltas a la conducción en tiempo de zombis.

Artículo original y fuente de las imágenes

El artículo aquí reproducido es autoría de Ángel Paredes, quien lo escribió y publicó en la sección Zona Muerta de la revista digital Nosolorol, y al que queremos agradecer su colaboración.

Actualmente Ángel Paredes continúa su labor divulgativa sobre los juegos de rol mediante el blog Sayko 2K20, tratando en él preferiblemente los versados en zombies o con ciberimplantes.

En esta entrega, todas las fotografías son las que acompañaban al artículo original excepto la de la portada que he sacado de la web imdb.com en su página dedicada a la película “amanecer de los muertos” (2004).


No Comments on “Conducción en tiempo de zombies (5 y final)”

You can track this conversation through its atom feed.

No one has commented on this entry yet.

Deja un comentario

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>