Hace ya un tiempo que gracias al foro del Búnker Antizombi conocí de la existencia de esta película.

Wyrmwood 01

Pero lo cierto es que, aparte del tráiler, no la he visto todavía.

Así que como no puedo hablar con propiedad de ella, pero sin embargo me interesa hacerlo porque me pareció una idea muy original, novedosa en el ámbito zombiefilmatográfico y porque todo lo que he leído son elogios y buenas críticas, me tomo la libertad de reproducir el fantástico artículo publicado por los compañeros de Zombis Blog, blog especializado en cine de temática zombie que podéis visitar a través de muestra sección de enlaces (o clicando aquí ), sobre la misma.

Aparte, todo hay que reconocerlo, estoy algo perro, es fin de año y todavía tengo que ver con que sustituyo las doce uvas de la suerte, posiblemente con 12 chupitos, ya que éstas no me gustan, así que no me da tiempo de ver la peli y escribir sobre ella. Pero queda pendiente como buenos propósitos a realizar durante el 2016.

Wyrmwood 02

Así que sin más, reproduzco el mencionado artículo a continuación:

Wyrmwood: La carretera de los muertos es una película australiana de 2014 cuyo título original es simplemente “Wyrmwood”, aunque también es conocida en inglés como “Wyrmwood: The Road of the Dead”.

Unos extraños meteoritos son vistos caer del cielo, sin saber cómo ni por qué el apocalipsis parece que ha llegado de repente a la tierra y al poco tiempo los zombis ya están en todos sitios. La historia se centra en Barry, un mecánico que está felizmente casado y tiene una hija. Los muertos llegan hasta la casa y la familia sale corriendo de allí pero desafortunadamente en el camino la hija y la mujer de Barry son infectadas y nuestro protagonista tiene que enfrentarse a ellas y eliminarlas, un trágico y duro golpe que le marcará profundamente.

De forma paralela, la acción también nos narra lo que le ocurre a Brooke, la hermana de Barry, que en mitad del caos se quedó atrapada en un garaje y ha sido capturada por una especie de unidad militar especial. Sin embargo pronto se da cuenta de las oscuras intenciones de estas personas que la entregan a un científico loco que investiga brutalmente con vivos y muertos.

A todo esto Barry se encuentra vagando por el bosque tras encontrar a un hombre con el que viajaron juntos hasta que el coche les dejó tirados. En ese lugar conoce a Benny, otro superviviente que fue la noche anterior a cazar con sus hermanos y que terminó matándolos cuando se convirtieron en zombis. Juntos llegan hasta una especie de granero donde resisten dos personas quienes les explican que los combustibles ya no se inflaman y que lo por lo tanto todos los automóviles han dejado de funcionar. No obstante, se percatan de que tanto la sangre de los zombis como un aliento verdoso que exhalan sí que son inflamables, por lo que se les ocurre utilizar ese gas como combustible para largarse de allí en una camioneta.

Uno de los que se refugiaban acaba convertido en zombi, por lo que ya solo queda uno llamado Frank. De esta forma, Barry, Benny y Frank refuerzan el coche, se visten con armaduras metálicas y emprenden el camino utilizando el aliento de un zombi que llevan en la parte de atrás de la camioneta. Sin embargo, pronto se les presenta un nuevo problema, y es que por la noche los muertos vivientes no exhalan gas y además son más rápidos y ágiles. Esa misma noche Frank es mordido y a la mañana siguiente los dos protagonistas continúan su marcha de nuevo solos.

A todo esto, Brooke sigue en el laboratorio del científico loco pero de forma inesperada se percata de que la experimentación le ha dado una sorprendente cualidad, la de controlar a los zombis a distancia, una habilidad que utilizará para deshacerse de sus cadenas y de sus captores. Cuando intenta escapar de aquel lugar descubre que realmente viajaba en un camión y que precisamente su hermano y Benny la están siguiendo en la camioneta, por lo que logra escapar definitivamente con ellos, pero los militares comienzan a perseguirlos.

Finalmente los militares malvados alcanzan a Barry, Benny y Brooke. Benny y Brooke son asesinados pero Barry logra deshacerse de ellos, sin embargo, Brooke vuelve al mundo de los vivos convertida en una zombi consciente que sigue siendo capaz de controlar a los muertos vivientes a su antojo. La película concluye con los hermanos en una carretera encontrándose a un camión similar al que secuestró a la muchacha y está utilizando a los zombis poco menos que como mascotas.

Wyrmwood 03

“Wyrmwood: La carretera de los muertos” es una filmación interesante y un intento bastante completo y digno de realizar una road movie en mitad de un holocausto zombi. Con tintes dramáticos y tendiendo hacia la barbarie, podemos encontrar algunos elementos con cierta originalidad y una fotografía muy dinámica con mucho movimiento y primeros planos. El ritmo de la narración es bastante bueno y de forma general no se hace nada pesado su visionado, más bien al contrario. La ambientación y los efectos especiales también suman puntos a esta producción.

En la parte negativa quizá podamos destacar el poco gancho de los actores protagonistas, unos personajes atormentados que sin embargo apenas tienen profundidad ni desarrollo. El acompañamiento musical también es un poco deprimente y prescindibles en casi todas sus apariciones. Tampoco acaban de encajar ciertos detalles argumentales que quedan incluso ridículos, como algunas de las escenas de zombis teledirigidos con una subidita Brooke enviando a los muertos vivientes como sicarios rabiosos contra sus enemigos.

Como aparece en el cartel, la promoción de esta película se basó en compararla con una mezcla entre la también australiana “Mad Max” y “El amanecer de los muertos” y lo cierto es que es indudable de que existen elementos comunes respecto al vestuario, la historia o los efectos visuales pero también son evidentes las diferencias entre estas tres producciones y el papel que el marketing juega en todo esto.

Respecto a los zombis, estos son lentos por el día y rápidos por la noche, caracterizados decentemente con los ojos blancos y tremendamente chillones. El origen de la infección ha sido alguna sustancia traída por los meteoritos que convierte en zombis a todas las personas que respiran el aire contaminado a excepción de las personas del grupo sanguíneo A negativo. El tema del gas y que puedan ser dirigidos por la voluntad de alguien como en el vudú quizá sea lo más original de esta representación de los muertos.

En definitiva, una obra completita con experimentos macabros, historias personales desgarradoras, bastante sangre y hasta superpoderes. Una película centrada en un viaje por carretera a ninguna parte con elementos interesantes pero con un argumento muy simple que da para lo que da. Perdonándole algunos excesos y rarezas innecesarias, es sin duda una producción que merece la pena ver, eso sí, teniendo presente que tampoco es que se vaya a contemplar un punto de inflexión en el género. Un último apunte es que parece que tuvo bastante éxito, sobre todo en Australia y ya se prepara la segunda parte.


2 Comments on “Wyrmwood: La carretera de los muertos (2014)”

You can track this conversation through its atom feed.

  1. J.M. Lobo says:

    La peli da bastante miedo…

    Creo que la pondré por el final de la lista de pelis pendientes, que ya tengo demasiadas…

  2. Sedz says:

    Bueno pues, ya vi la pelicula. Un concepto muy original e innovador en un genero ya muy explotado. Agregan conceptos vistos en algunas otras, ponen algunos de cosecha propia (o al menos es la primera vez que los veo).

Deja un comentario

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>