Uno de los temas más controvertidos y que generan mayor número de acaloradas discusiones entre los amantes del género zombie es, sin dudas, el de la utilización de las armas blancas en la lucha por la supervivencia contra los zombies.

ABVZ01

Intentemos pues ver qué hay de mito y que hay de realidad en todo ello, para que de esta forma cada uno pueda llegar a sus propias conclusiones sobre su utilización.

Katana, bate de béisbol y sierra mecánica conforman el triunvirato más controvertido de este tipo de discusiones y que sirve perfectamente para ejemplificar lo que suele suceder con todas ellas: las armas blancas suelen preferirse por encima de las armas de fuego alegando que siempre están disponibles para su uso al no depender de municiones con las que alimentarlas, cosa cierta pero muy relativa tal y como veremos posteriormente, y obviando completamente que se requiere de gran habilidad en su manejo así como cierta capacidad física, tanto fuerza como resistencia, para utilizarlas eficazmente contra los zombies.

Por lo tanto, y bajo mi punto de vista, el uso de las armas blancas contra los zombies está bastante mitificado.

A ello ha contribuido notoriamente videojuegos, series y películas que mostraban las bondades del uso de las armas blancas, o de cuerpo a cuerpo si así las preferimos llamar, y que han convencido a más de un@ sobre la facilidad con la que se cercena la cabeza de un zombie con una katana, saltando ésta por el aire y dando varias vueltas cuál a tapón de cava recién descorchado de una botella, la posibilidad de abrirse paso con una motosierra a través de una marea de zombies o lo exento de dificultad que resulta atravesar el cráneo de un zombie con cualquier cuchillo o palo puntiagudo.

También, dentro de la mitificación existente en el combate cuerpo a cuerpo contra zombies utilizando armas blancas, suele ser recurrente caer en el error de considerar efectivas aquellas armas que lo son o lo han sido en diferentes épocas de la historia, contra los humanos, sin tener en cuenta que esto no ha de ser necesariamente así ya que lo que es letal para un humano no tiene porqué serlo para un zombie: a este último solo le resulta letal la destrucción de su cerebro, mientras que para los segundos resultan letales unas cuantas cosas más .

ABVZ02

Por lo tanto, de centrarnos en el estudio de aquéllas armas blancas ya utilizadas en los diferentes conflictos humanos a lo largo de la historia, habríamos de hacerlo en aquellas capaces de destrozar una cabeza/cerebro de un solo golpe y secundariamente, por la dificultad técnica que conlleva, capaz de cercenarla (dificultad técnica referida a la habilidad y pericia necesarias para realizarla eficazmente).

Para ello, y recurriendo a los estudios de arqueología forense realizados en diversas fosas comunes de batallas de la edad antigua o medieval en Europa, veremos que las armas cuerpo a cuerpo empleadas para propiciar una muerte instantánea al oponente atacando su cabeza son de una contundencia considerable, ya que tenían que poder atravesar las protecciones de sus adversarios para poder infringirles algún daño. Así resultaban más efectivas para estos menesteres armas del tipo inciso-contusas o punzo-contusas (hachas, mazas, picos, etc.) que las de tipo punzo-cortantes o de filo (espadas, espadones y similares).

Aunque los zombies no van a llevar protecciones en la cabeza de ningún tipo, y si las llevan serán en poquísimas ocasiones y de forma completamente casual (sin que exista una verdadera intención por parte del zombie de protegerse), por lo que aún pudiendo por ello utilizar armas de un peso más liviano, y por tanto de una contundencia menor, deberíamos priorizar el mismo tipo de armas inciso-contusas o punzo-contusas antes que las meramente de filo, ya que para un mismo peso de arma obtendremos resultados más satisfactorios en nuestras contiendas contra los zombies.

Esto se debe al tipo de ataque que realizaremos, golpeando más o menos verticalmente y blandiendo el arma mayoritariamente de arriba abajo, para sumar el efecto de la gravedad a nuestro golpe y porque nos es el movimiento más ergonómico y natural (y por ende el que mejor nos saldrá en una situación de estrés), con lo que acabaremos golpeando en la parte superior de la cabeza del zombie, es decir, en la parte más resistente. Y si repasamos los estudios realizados en arqueología forense sobre heridas recibidas en esa zona que provocasen una muerte inmediata, es decir, que conseguían dañar al cerebro, veremos que mayoritariamente se realizaban con este tipo de armas (lo cuál tampoco quiere decir que no se pudiese realizar con un arma de filo, pero sí que era mucho menos habitual, y deduzco que complicado, realizarla).

ABVZ03

Además, la distribución del peso de las armas del tipo inciso-contusas o punzo-contusas, concentrado en el extremo, con respecto a la distribución del peso en las armas de filo, más equilibrado, propicia que aún a pesar que las primeras sean más difíciles de blandir que las segundas, produzcan heridas más severas que las segundas ya que se crea un mayor momento de inercia en la zona que golpea (por ello los árboles se cortan a tajos con un hacha y no con una espada).

A este respecto también resulta conveniente recordar que las armas de filo requieren de una mejor ejecución del golpe, con una buena alineación del filo con respecto a la dirección del tajo, o posiblemente serán deflectadas por el propio cráneo, produciendo una fea herida para un humano pero irrisoria para un zombie (puede parecer mentira, pero el cráneo puede resultar mucho más resistente de lo que a priori nos pudiera parecer, por ello el cerebro está protegido dentro de él).

Aparte las armas inciso-contusas o punzo-contusas, también debido a las características de las heridas que producen, tienen menos posibilidades de quedarse atoradas en el cráneo de un zombie (tanto las heridas producidas como las propias armas que las producen son más anchas).

Finalmente, algo que a mí me parece muy importante aunque pueda parecer exagerado, es que un arma de filo tal y como una espada o katana, es casi tan dependiente de conservar correctamente su filo como un arma de fuego lo es de la munición que dispara, mientras que las contundentes prácticamente solo dependen de no estar rotas para que “funcionen” correctamente. Ya sé que os puede parecer sorprende tal afirmación, pero pensad, ¿qué es un arma de filo sin filo? Pues un arma “contundente” que posiblemente carezca del suficiente peso como para ser lo necesariamente contundente como para hendir una cabeza. Y en este caso, ¿no sería más conveniente disponer de un arma blanca que no tuviera el inconveniente de tener que disponer de un filo perfecto para ser letal contra los zombies?. Por tanto, las armas inciso-contusas o punzo-contusas requerirán de menos cuidados y entretenimiento para conservarlas en buen estado, mientras que las armas de filo requerirán de más, es decir, las primeras resultarán más resistentes que las segundas.

Sí, conservar un filo en un mundo postapocalíptico repleto de zombies será mucho más fácil que conseguir “fabricar” munición para un arma de fuego, e incluso es cierto que un arma de filo no perderá inmediatamente su filo, pero irremisiblemente lo hará después de X tajos (10, 20, 50, 100 o los que sean), por lo que creo firmemente que un arma blanca que no dependa de ello para su correcto “funcionamiento” nos será más indicada para sobrevivir que una que si que sea dependiente de estos factores.

Por otra parte un arma inciso-contusas o punzo-contusas requiere mantener la parte incisiva o punzante, ya que de otra forma no produciría daños tan severos de un solo golpe en la cabeza del zombie (a igualdad de pesos, una maza de petos dañará más a un zombie de un golpe de lo que lo haría un bate de béísbol), lo que requeriría realizar más golpes para neutralizar un solo zombie.

ABVZ04

Lo cierto es que ya en su día repasamos ciertas características claves a la hora de determinar que arma blanca nos sería de mayor utilidad en caso de ataque zombie, las cuáles podéis leer aquí, por lo que no las volveré a repetir ahora aquí, pero si considero necesario realizar un breve resumen que aglutine los conceptos importantes entorno a todo lo que se ha dicho, por nosotros o por otros más ductos en la materia que nosotros, sobre la lucha con armas blancas contra zombies:

1) En caso de ataque zombie, la mejor arma es la que tengas más cerca.

2) Una buena arma blanca para luchar contra los zombies es aquélla capaz de romper el cráneo de un zombie de un solo golpe o, en su defecto y secundariamente, capaz de decapitarlo.

3) Lo único que detiene a un zombie es destruir su cerebro.

4) Las armas han de ser resistentes; invierte en calidad.

5) El combate con armas blancas contra zombies es el más peligroso para el superviviente ya que es suficiente con que resulte contagiado para que pierda el combate.

6) El combate con armas blancas contra zombies es el que requiere de mayor pericia y condición física por parte del supervivente (el superviviente se cansa, los zombies no).

7) El combate con armas blancas contra zombies debería evitarse en la medida de lo posible (es mejor huir que quedarse y pelear).

Y eso es todo por hoy. En las próximas entregas ahondaremos sobre otros aspectos normalmente obviados sobre la lucha con armas cuerpo a cuerpo contra zombies.


10 Comments on “Armas blancas vs zombies (1)”

You can track this conversation through its atom feed.

  1. J.M. Lobo says:

    Me parece muy acertado lo que nos explicas. De hecho me quedo con tu frase nº 7 de calle, y es que el cementerio está lleno de héroes… que en su momento se metieron cuerpo a cuerpo contra unos zombies…

    😛

  2. Sedz says:

    Bueno, he buscado algunas cuantas cosas sobre “fracturar huesos”, encontré esta pagina, donde se explica las durezas de los distintos huesos del cráneo de un adulto (Casi a los 23 los huesos se sueldan, volviéndose uno).
    http://www.elergonomista.com/patologia/ana07.html
    De dicho articulo, difiero que es mejor dar un golpe como con un bat, apuntando a la cien (por encima de la oreja), lugar donde esta el tercero punto mas débil (el primero es por el paladar, el segundo es el punte de la nariz/las cuencas orbitales).
    Otra ventaja de las armas contundentes es que pueden ser casi cualquier cosa (desde un tubo hasta una pata de mesa), ademas, usar un martillo es algo común que casi todos (si no es que todos) saben usar, mientras que dar un corte preciso con fuerza es algo que veo muy complicado, más si ha de pasar por en medio de las vertebras.
    Y como bien dijo Pelos, las armas medievales estaban pensadas para atravesar acero y hueso, (dureza del hueso 5, de los metales van del 6 al 8, el diez es diamante y el nueve esta granito, arena…) por lo que atravesar solo tela, carne y hueso, es algo mas sencillo.
    Les dejo una pagina donde se dicen algunas heridas en “victimas de guerra”:
    http://amodelcastillo.blogspot.mx/2013/02/heridas-de-guerra-traumas-y-efectos-del.html
    Y también, es una buena opción para ver como se hacían algunas “armas”. Y mi opcion personal de herramienta, no tanto de arma que es demasiado corta para mi gusto (Y como bien dijo el Señor Pelos, lo que tengas a la mano es mejor):
    http://www.survivalistas.es/2011/03/08/hacha-polivalente-de-superviviencia/

  3. Pelos says:

    Graso error el mío de no incluir un apartado con las partes más vulnerables del cráneo de un zombie en el artículo. Y totalmente imperdonable, ya que encima lo tenía preparado (aprovechando parte de lo explicado en la conferencia).

    En el próximo artículo lo incluyo.

    Y sobre la web del Amo del Castillo, hace tiempo que la sigo y me parece una web increíble y estupenda para aprender historia de forma entretenida y amena.

  4. Sedz says:

    Como bien dijo Lobo, y como el dicho popular (al menos de mi pais) dice: “Mejor decir aqui corrio, que aqui quedo”. Que lo importante no es mostrar valor y honor en la pelea, si no salir vivo

  5. Zkiller says:

    Muy buen articulo
    Olle has pensado unir la pagina a talpack?

  6. Sam says:

    muy atinado. Realmente lo mas sensato es huir. Aun asi siempre habra ocasiones en las que habra que pelear. Es mejor estar preparado para cuando llegue esa situacion.

    Te falto la motosierra, es un cliche que un tipo formido saque una motosierra de la nada y acabe con zombies por montones.

    Yo realmente no se que haria, tal vez trataria de hacerlo caer y luego rematarlo pero con los nervios y el miedo quien sabe.

    Podrias hacer un post sobre los arcos y ballestas?

  7. Pelos says:

    Sobre el cliché de la motosierra contra los zombies, puedes leer el artículo que publicamos sobre ella y todos los comentarios que se realizaron aquí: http://tzss.org/?p=256 , seguro que lo encuentras muy interesante.

    Y sobre los arcos y las ballestas en un AZ, a espera de un artículo específco sobre ambos, lo único que podemos aportar por el moemnto es este otro artículo ya publicado: http://tzss.org/?p=1675

    Espero disfrutes de ambos 😉

  8. arturo says:

    en lo personal usaria un martillo de hojalatero ya q tienen una especie de pico de cuervo y unos guantes de carnaza y unos brazaletes de piel dura para proteccion de los brazos o de plano un uniforme de policia antimotines ya q son gruesos y creo ya q resisten mas las mordidas de un zombie

  9. SNAKE % says:

    deeeee luego que si ..si te muerde un zombie MARTILLO HOJALATERO es cosa buena.. como si le das con un martillo de ..yo que see también unos guantes de esos para los halcones …de todo para un ZOMBIE .si hombre

  10. Pelos says:

    Publicado como colaboración en Zombie Freaks España:

    http://zombiefreaksespaña.com/armas-blancas-vs-zombies/

Deja un comentario

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>