Camuflaje zombie 1

El arte de disimular la propia apariencia para asemejar ser cualquier otra cosa menos una apetitosa presa humana, será una habilidad de mucha ayuda en caso de Apocalipsis Zombie.

Aunque muchos opinen lo contrario, pasar desapercibidos será una de las opciones con mayor éxito a las que podremos apostar si queremos sobrevivir a los zombies. Es más, si nuestra opción es combatirlos más que sobrevivirlos, el camuflarnos con el entorno nos aportará una gran ventaja en nuestra lucha. Sin olvidar que, obviamente, el camuflaje que adoptemos también nos será de ayuda en nuestros encuentros con humanos hostiles.

Así, sea cual sea nuestra opción o motivación, el tener conocimientos y práctica en la adopción de medidas que nos permitan pasar desapercibidos frente a los demás, ya sean estos humanos hostiles o zombies, es una valiosa habilidad que normalmente suele pasar desapercibida y no se le dá la importancia que realmente tiene.

Dando por sentado que se conocen las técnicas básicas de camuflaje individual frente a adversarios humanos, las cuáles obviamente tendrán su utilidad contra los zombies pero que sin embargo no nos serán suficientes por las características específicas de los no muertos, no entraremos a repasarlas para así incidir más en aquéllas específicas que nos permitirán ser invisibles frente a los muertos ojos de los zombies.

Que haga mención a la vista no es algo baladí, ya que la principal diferencia del camuflaje específico anti-zombie frente al camuflaje tradicional contra humanos hostiles es que no sólo deberemos centrarnos en el aspecto visual del mismo, sino que también deberemos aplicar técnicas de camuflaje a nivel acústico, olfativo e incluso etológico.

Esto se debe a que a pesar que el zombie proviene del ser humano, al contrario de éste, no centra su percepción sensorial en la visión sino que hace un uso más extenso de los otros sentidos y, a pesar de poseer un centro neurológico “atrofiado” con respecto a las capacidades humanas, convirtiéndolo en un acechador como mínimo tan peligroso, cuándo no más, como el ser humano del que proviene.

Percepción zombie

Camuflaje Zombie 2

Un zombie posee los mismos sentidos que un humano común. Al menos en eso están de acuerdo los diferentes estudiosos del mundo zombie, aunque no existe un consenso en si estos se encuentran más o menos desarrollados que en su equivalente humano, llegando a afirmar algunos que durante el proceso de zombificación estos se potencian, como por ejemplo llegando a afirmar que los zombies pueden ver en la oscuridad, mientras que otros estiman que esto no es así y las capacidades sensoriales de los zombies no las exceden. En lo que sí ya no se ponen de acuerdo es en la existencia o no de otros sentidos que los humanos no poseen ni en la forma en como el zombie integra todos sus sentidos y gestiona la información sensorial que a través de ellos percibe.

Así, hay autores que afirman que los zombies poseen un “sexto” sentido que les permite detectar a sus presas humanas pese a que estas se encuentren fuera del alcance de sus sentidos humanos. Algunos incluso llegan a afirmar que durante el proceso de zombificación se generan órganos específicos que permiten al zombie detectar a sus presas humanas, por ejemplo, captando el campo electromagnético o la temperatura que irradian.

Otros autores sin embargo, afirman que esta capacidad especial de los zombies de detectarnos no es más que el fruto de una mayor integración equitativa de todos los sentidos, sin que la vista tenga relevancia sobre los otros, así como de una mejor interpretación de los estímulos sensoriales que a través de ellos se perciben.

Camuflaje Zombie 03

Por explicarlo de una manera sencilla, les pasaría como al ciego que, ante la pérdida del sentido humano primario de la vista, desarrolla una mejor percepción con los otros sentidos que le quedan. Al zombie le pasaría lo mismo pero además, por desgracia para nosotros, conservando además su visión.

Frente a estas diferentes hipótesis de trabajo y sobre todo ante la falta de estudios científicos concluyentes que puedan aportar algo de luz a la discusión, nuestras técnicas de camuflaje anti-zombie se centrarán principalmente en “engañar” a los conocidos sentidos de la vista, del oído y del olfato del zombie, para así pasar desapercibidos frente a ellos (por eso y porque realmente no tenemos ni pajolera idea de cómo poder camuflar nuestro campo electromagnético o nuestra irradiación calorífica).

Vamos, que si parecemos visualmente, olemos y sonamos como un zombie, seremos un zombie a vistas de los no muertos y de los vivos, lo que también no deja de entrañar cierto peligro.

Parecer visualmente un zombie

Zombie Camuflaje 04

Quizás esta sea una de las partes más entretenida y divertida de realizar, a la par de fácil, gracias a la gran cantidad de disfraces y material de attrezzo existentes por la gran afición a la temática zombie que existe en nuestros días.

Como si de una fiesta de disfraces se tratase, lo que no debe hacernos perder el trascendental cometido que tiene, utilizaremos ropas raídas y maquillaje para emular de la mejor manera posible el aspecto de nuestros muertos enemigos.

Quizás el apartado de mayor importancia será el del maquillaje de cara, manos y cualquier parte del cuerpo que quede descubierta, ya que nuestro cuerpo será la mayor evidencia de que permanecemos con vida y por ello hemos de disimularlo con esmero. Como no me maquillo y en internet existen multitud de tutoriales e información al respecto, dejo a la libre decisión de cada uno el buscar información al respecto (o podéis verla clickando aquí).

Y para aquéllos que no queráis maquillaros, o que no podáis por falta de material o de tiempo, que nunca podremos saber que tan urgentemente necesitaremos hacernos pasar por zombies, recordaros que en el mercado existen multitud de máscaras de látex u otros componentes de gran fidelidad y realismo, que si bien es cierto no pasarían por la concienzuda inspección de un ojo humano, esperamos que si superen el somero vistazo de un zombie. Desde luego cuanto mayor sea la distancia que nos separe del zombie a engañar, mayores serán nuestras probabilidades de éxito, siempre y cuando no haya otros factores que nos delaten como humanos.

Camuflaje zombie 05

Así que a grandes distancias estas medidas estéticas serán mucho más efectivas que a cortas distancias, en dónde el zombie sin lugar a dudas percibirá que se trata de una cara rara, por llevar algo encima tapándola, pero su reducido intelecto no le permitirá deducir que se trata de un humano que se esconde de él, eso siempre y cuando, vuelvo a insistir por su gran importancia, no haya otros factores que nos delaten como humanos o que le llamen lo suficientemente la atención como para decidir husmear más de la cuenta.

Pero que visualmente nos parezcamos a un zombie no radica únicamente en nuestro aspecto, sino también en nuestro comportamiento y especialmente en nuestra forma de movernos.

Sí, sin lugar a dudas la gracia, soltura y fluidez con la que nos movemos los seres humanos es para los zombies uno de los mayores indicadores de ser precisamente una presa humana. Es por ello que también debemos movernos de la desgarbada, descoordinada y errática forma en la que ellos lo hacen, tanto en los movimientos de traslación como en los que efectuemos con nuestras extremidades o cabeza. Muy importante también, aparte de movernos con la inherente torpeza de un zombie, es hacerlo de forma lenta, evitando los movimientos rápidos y precisos que evidenciarían que en realidad somos seres vivos y no zombies.

Zombie Camuflaje 06

Sobre el tema de agarrar objetos del suelo, algo bastante infrecuente en el comportamiento zombie, deberemos evitarlo en la medida de lo posible y, en todo caso, hacerlo de una forma tosca e imprecisa. Si hemos de recoger algo del suelo, lo mejor es hacerlo agachándonos y subiendo lentamente con cara de lelos, o mejor aún, hacerlo cuando tengamos la certeza que no nos miran o no vamos a llamar la atención de nuestros compañeros realmente no-muertos.

Finalmente, para acabar con el aspecto visual de aparentar ser un zombie, deberemos evitar completamente el contacto visual directo, es decir, cruzar la mirada con un muerto viviente. La explicación es sencilla, como bien dice el refrán, los ojos son el reflejo del alma, y sin lugar a dudas los zombies percibirán en nuestra mirada la llama de la vida y, por tanto, como la perteneciente a un ser humano vivo. Para ello deberemos disimularla con unas lentillas que simulen la apariencia de sus inanimados ojos, camuflarla o disimularla bajo una capucha, gorra con visera o similar e incluso, aunque pueda parecer que os estoy intentando de tomar el pelo, ocultándola bajo unas oscuras gafas de sol, rezando, eso sí, para que el zombie no conserve la suficiente capacidad intelectual como para darse cuenta de nuestros ardides y deducir que lo que tiene delante no es un congénere sino que se trata de un humano disfrazado.

Camuflaje Zombie 07

Bueno por hoy ya me he extendido demasiado con el artículo, así que dejo para los siguientes el explicar cómo oler y sonar como un zombie así como las otras técnicas, trucos y consejos que se me han quedado en el tintero.


3 Comments on “Técnicas de camuflaje individual anti-zombie (1)”

You can track this conversation through its atom feed.

  1. ToniZ says:

    ¿Los ojos no serían lo primero que se les secaría a un zombie?

  2. Pelos says:

    Posiblemente así sea, pero como el proceso de zombificación también provoca una ralentización de los procesos de descomposición, el zombie contará con su vista durante mucho tiempo.

  3. Superviviente_Z says:

    La verdad es que al principio pensé que lo de la máscara y las gafas de sol iba en broma, pero luego cuanto más lo pienso más me gusta, porque quizás no despierte la suspicacia de un zombie pero sí la de un humano, con lo que podrías pasar inadvertido entre los zombies pero no entre otros supervivientes

    Algo positivo si no quieres que te confundan con un zombie, y te abatan en consecuencia, lo que a su vez quizás no sea lo que siempre deseemos (podríamos necesitar no ser vistos por los vivos).

Deja un comentario

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>