Hace poco que adquirí esta linterna, con fines supervivencialistas antizombies.

Led Lenser L7

Pero como lamentablemente no he podido realizar las pruebas y evaluación operativa que quería antes de hablar de ella (por los motivos que comentaré en este artículo), sucumbo ante la moda de explicar el contenido del paquete en el que viene el artículo que hemos comprado, o dicho en inglés que siempre suena más profesional, el unboxing.

Vamos, que en este artículo no esperéis encontrar una revisión o análisis pormenorizado de la mencionada linterna (review dicho en la lengua inglesa) sino una somera descripción de la linterna y sus capacidades teóricas.

Hacía tiempo que andaba detrás de una linterna que me sirviera un poco para todo en caso de Apocalipsis Zombie (AZ): desde que me permitiera iluminar los interiores de los edificios en los que me tuviera que meter en búsqueda de refugio o suministros hasta que me sirviera para montarla en un arma con la que pudiera iluminar y hacer fuego efectivo, para las distancias ya indicadas en artículos anteriores, en el Tiro Anti Zombie (TAZ).

A esto habría que sumarle que se tratase de una linterna robusta y resistente a las inclemencias del tiempo y al rudo trato a la que se le sometería en el caso de un AZ. También debería ser fiable, para que no me dejase tirado en el momento más inoportuno, y como a uno no le sobra el dinero, también debería ser barata, en el sentido de ser la más equilibrada en cuanto a prestaciones y relación entre precio y calidad, ya que mi idea era comprar varias con las que equipar cada una de mis armas largas y disponer de una más para llevar encima (al unificar el tipo de linterna, simplificaba la logística de baterías, podía aprovechar las piezas de las averiadas para reparar las otras, todas se operaban de igual manera, etc.).

El comenzar el planteamiento buscando una linterna que sirva para todo es un error, ya que las linternas que iluminan en distancia iluminan poco en amplitud y viceversa. Por ello, aunque nunca me han gustado las linternas zoomables o enfocables (que pueden variar la concentración del haz lumínico que desprenden y así iluminar más en profundidad, concentrándolo, o en amplitud, dispersándolo), decidí adquirir una de este tipo, eso sí, pensando prioritariamente en su utilización en conjunción con un arma larga, y por tanto dando prioridad a que alcanzase una gran distancia de iluminación antes que una gran amplitud.

Por otra parte, algo que tenía clarísimo era que quería que fuese de un solo modo de funcionamiento, es decir, que al accionar el interruptor se encendiera dando el 100% de intensidad lumínica y que al volverlo a accionar se apagase sin que en ninguno de ambos casos tuviera que pasar por toda una colección de diferentes intensidades o parpadeos, ya que considero que en una situación en la que tu vida corre peligro, tanto si necesitas luz, por ejemplo para identificar una posible amenaza, como si necesitas no tenerla, por ejemplo apagarla para que no te descubran, la necesitas tener o no tener con la mayor rapidez posible, y eso sólo se consigue con un solo click. Lo que ya no tenía tan claro, aunque me decantaba mayormente por la primera opción, era si quería que la linterna se encendiera/apagara al presionar hasta el fondo el interruptor o si quería que iluminara mientras se mantuviera presionado el interruptor y se apagara al dejar de presionarlo.

Paralelamente a todas estas divagaciones y rayadas mentales, un compañero del trabajo (al que llamaré Ajantsu para no desvelar su verdadera identidad) me recomendó las linternas de la marca Led Lenser. Y como había tenido bastantes decepciones con las linternas baratas chinas que había adquirido, no porque tuvieran malas prestaciones sino porque solo me había llegado 1 de las 4 que había comprado (aunque eso es otra historia), me decidí por comprar una de esta marca.

Así fue como revisando los diferentes modelos que ofertaban me decanté por la L7, ya que según mi criterio cumplía con mis necesidades AZ y era la que mejor relación calidad precio tenía. Básicamente por 26€ (precio bastante asequible) disponía de una linterna de 115 lúmenes que alumbraba teóricamente hasta una distancia de 225 metros (por encima del rango TAZ) y con un pulsador que, curiosamente, aunaba las dos posibilidades de accionamiento entre las que no acababa de decidirme: pulsando hasta el fondo la linterna se encendía o apagaba pero manteniéndolo pulsado, no hasta el fondo, la linterna se encendía y al dejar de pulsar se apagaba. Además la linterna presentaba una buena autonomía, teóricamente hasta 42 horas, y se alimentaba de un tipo de baterías muy común y que, por tanto, sería muy fácil de encontrar en caso de AZ, 3 baterías tipo AAA. La única contra que le encontraba era que estaba construida en plástico (polímero), lo que no me acababa de convencer por motivos de resistencia (y mira que Glock ha demostrado sobradamente lo que el polímero puede resistir) y de disipación del calor del led.

Aun así y a pesar de mi desconocimiento sobre la materia, mi impetuosidad me hizo comprarla para evaluarla sin haber mirado detenidamente y valorar otras opciones de precios similares.

Ahora si empieza el unboxing.

El paquete y su desempaquetado

La linterna viene en un atractivo blíster en el que es resaltable la posibilidad de comprobar el funcionamiento mediante la conjunción de un pequeño espejo biselado situado delante del cabezal de la linterna y de una ingeniosa palanca de metacrilato, que permite accionarla para encenderla pero no permite que se quede encendida. Conjuntamente con la linterna, en el blíster también venían el fiador para la muñeca y un juego extra de pilas AAA.

L7 bíster delantero

Impreso en el cartón del blíster venían, tanto en la parte de delante como en la de atrás, unas someras indicaciones de las características teóricas de la misma: 115 lúmenes, 225 metros de alcance, 42 horas de autonomía y focusable o zoomable girando el cabezal (lo que ellos denominan AFS o Advanced Focus System).

L7 blíster trasero

Una vez abierto el blíster, para lo cual tuve que cortarlo con un cúter, la linterna queda suelta, ya que no dispone de ningún elemento de fijación al empaquetado.

Primeras impresiones

La linterna es de tamaño ideal para asirla con una sola mano, tanto por el grosor como por su longitud, llenándola prácticamente en su totalidad y permitiendo un cómodo accionamiento del pulsador de encendido colocado en la cola de la misma. El tacto resulta especialmente agradable, supongo que debido al polímero empleado en su construcción, presentando un moleteado o picado en la práctica totalidad de su cuerpo que ayuda a asirla y dificulta o impide que se resbale de las manos al tenerlas, por ejemplo, sudorosas o llenas de sangre de zombie.

L7 en mano

También especialmente notable debido a su naturaleza polimérica es su escaso peso, prácticamente despreciable aun con las pilas incluidas (y lo que sin duda resulta en una ventaja al cargar con ella o equiparla en un arma).

El accionamiento del interruptor es completamente satisfactorio, pulsándolo ligeramente sin llegar al final de su recorrido la linterna emite un destello (lo que permitiría emitir señales aún en rápida sucesión), manteniendo la presión pero sin llegar a presionarlo hasta el final de su recorrido la linterna emite luz (y deja de hacerlo al dejar de presionarlo) y al presionarlo hasta el final enciende o apaga la linterna, tal y como se indicaba en la descripción.

Lo siguiente que comprobé fue la capacidad de enfoque o zoom mediante en el giro del cabezal de la linterna, abriendo o cerrando el haz lumínico y consiguiendo de esta forma iluminar una zona más amplia o más estrecha pero más lejana. Lamentablemente lo único que conseguí girar del cabezal fue la tapa roscada delantera que contiene la lente y vidrio de la linterna, lo que no modificaba apreciablemente la concentración del haz luminoso y en cambio hacia perder la estanqueidad al conjunto.

Aún a sabiendas que el enfoque no debía ser así, me puse en contacto con el servicio de Led Lenser en España, a los cuales quiero agradecer desde aquí su amable atención, quienes me confirmaron que la linterna se enfocaba o zoomaba girando el cabezal, accionándolo desde su parte trasera, y aunque debía de ser algo más duro que el movimiento de bloqueo del zoom con el que cuentan sus modelos de gama más alta, debía poder realizarse con una sola mano. Y por encima de todo, no debía desenroscar la parte delantera del cabezal, rompiendo así la estanqueidad de la linterna.

A pesar que el zoom estaba bloqueado en la posición en la que más concentraba el haz lumínico y con el que mayor distancia de iluminación se conseguía, que era mi prioridad (especialmente pensando en montarla en un arma larga para TAZ), yo había decidido comprar una linterna zoomable por los motivos que anteriormente he expuesto, y es por ello que, aunque el resto de la linterna funcionaba correctamente, decidí volver al comercio en la que la había adquirido para que me la cambiaran por otro ejemplar que cumpliera con las características por las que había pagado.

La mini prueba

Antes de decidirme a que me la cambiaran, efectué una mini prueba de iluminación que, pese a no ser todo lo exhaustiva que hubiese querido, en parte debido a que no funcionaba correctamente el zoom y en parte porque fue completamente improvisada, me sirvió para arrojar, nunca mejor dicho, luz sobre el asunto.

Es en este punto donde quiero agradecer a Ajantsu su inestimable ayuda y participación, ya que no solo me auxilió para tomar las fotografías que ilustran esta parte del artículo, sino que además aportó desinteresadamente una linterna Led Lenser P7.2 para la comparativa y además corroboró que era imposible girar la parte trasera del cabezal para variar el zoom de la linterna (si él, con su extraordinaria fuerza no fue capaz de hacerlo, nadie en este mundo lo sería).

La prueba fue muy básica y consistió en enfocar la parte final de una galería en penumbra, prácticamente en completa oscuridad si no fuese por la poca luz que se filtraba por unos pocos respiraderos, de unos 50 metros de profundidad por unos 4 de ancho. Los resultados que muestro a continuación son los correspondientes, de izquierda a derecha, a la linterna Hama Regular (155 lúmenes / 115 metros), la Led Lenser L7 (115 lúmenes / 225 metros) y la Led Lenser P7.2 (320 lúmenes / 260 metros):

Comparativa

Como se puede apreciar, la primera llega a iluminar el fondo de la galería pero no con demasiada intensidad, aunque es la que más ampliamente ilumina a menor distancia, o inunda como técnicamente se llama, aunque para ser justos habría que decir que con las Led Lenser no procedimos a ajustar el zoom para ampliarlo y así poder compararlo porque con una no se podía (L7) y con la otra (P7.2) no pensamos en hacerlo, ya que queríamos evaluar mayormente la iluminación en distancia (lanzadera, como se dice técnicamente). En cambio, tanto la L7 como la P7.2 iluminaban perfectamente el fondo de la galería en toda su totalidad, siendo la segunda la que lo hacía con mayor intensidad pero sin que tampoco fuera tan notable como cabría esperar por la diferencia de lúmenes existente entre una y otra.

Para ser sinceros, a la brevedad y simplicidad de la prueba se unió el resultado obtenido con una cuarta linterna, obviada expresamente en este artículo para así poder hablar de ella en otro artículo específico, y que a pesar de su bajo precio y su dudosa calidad, eclipsó totalmente a las otras participantes, ya que iluminaba perfectamente y en su totalidad tanto el final de la galería como también en toda su amplitud a corta distancia, es decir, era la que mejores capacidades presentaba tanto como lanzadera como inundadora con el mismo haz (sin zoom):

Eclipsadora

Pero de esta linterna ya hablaré en otra ocasión.


4 Comments on “Unboxing Led Lenser L7”

You can track this conversation through its atom feed.

  1. ajantsu says:

    Confirmo todo lo dicho y analizado en este articulo, y en especial, a la mención que se hace a mi fuerza. No mucha, la verdad, si la comparamos con mi inteligencia.

  2. ajantsu says:

    Enhorabuena por el articulo!!

  3. FanZ says:

    Antes de nada agradecer y felicitar al autor/es por decidirse a incluir un tema tan práctico e importante como el de las linternas en este blog. Aunque me resulta difícil escribir de forma objetiva tratándose de Led Lenser, (junto a Maglite son marcas favoritas), quizá hubiera sido interesante hacer una síntesis de los aspectos o características más importantes que se tienen que tener en cuenta a la hora de elegir una.

    Hace más de un año me hice con una P7.2, ya que buscaba una linterna tipo “antorcha” sin llegar a serlo ni tener el peso que éstas tienen.
    Elegí al P7.2 por su versatilidad y relación entre potencia, alcance y durabilidad, tanto por su manejabilidad como efectividad y calidad de zoom. El manejo es sorprendentemente cómodo, (se puede tanto encender/ apagar como maximizar el zoom con una sola mano), así como la calidad de los materiales.

    Tras usarla en diversos sitios remotos, de total oscuridad -tanto interiores y exteriores- como sitios abandonados, en terreno desconocido y/o con riesgo de derrumbe o accidente, reafirmo mi elección ya que se ha convertido en una de las mejores aliadas para mi seguridad personal.
    Por ello me resulta bastante fácil imaginarme qué linterna usaría en el contexto de un AZ y no sería la L7, si no la P7.2. .
    Esta ultima aunque algo más económica, pero apenas hay diferencia, me resultaría insuficiente.
    Aún así son buenas linternas y es una marca que rara vez defrauda.
    Añado un video comparativo que encontré y incluye algunas pruebas básicas que os hubiera recomendado hacer, sobre todo para sopesar la calidad del zoom, el manejo del mismo y diferencia de haz de luz e intensidad.
    https://www.youtube.com/watch?v=DwWdaAgdXZY

    Por último y a modo de sugerencia, de Led Lenser recomiendo como linterna de bolsillo, formato mini, ultraligera y que se puede llevar siempre encima sin que ocupe ni moleste la P2, también con un zoom excelente.

  4. Pelos says:

    Gracias a ambos por vuestros comentarios!!

    Sí, la verdad es que la “prueba”realizada deja mucho que desear, pero todo se debe al curso de los acontecimientos ocurridos…

    Que trascendental me pongo cuando simplemente lo que ocurrió es que fuí a cambiar la linterna (mi intención era esa, cambiarla por una que funcionara corectamente) y en cambio lo que hicieron fue devolverme el dinero (bueno, todavía no lo he comprobado, aunque no tengo duda de la buena fe y proceder del comercio donde la compré)y claro, teniendo el dinero en mano, viendo el resultado conseguido con una linterna chinorri mala, muchos proyectos en la cabeza y poco dinero en la cuenta corriente, pues he decidido no volverme a comprarla L7 y en su lugar comprar otro modelo de linterna y/o utilizarlo para otros proyectos más urgentes.

    Sea como sea, prometo que la próxima prueba será mucho más exhaustiva y mejor documentada gráficamente (de hecho ya la tengo en la cabeza y si no la he podido hacer hasta ahora era porque esperaba que se hiciera de noche más pronto).

    Por otra parte es cierto que no debería empezar la casa por el tejado y quizás lo más conveniente fuese realizar una especie de tutorial sobre como escoger una buena linterna para el AZ, pero lo cierto es que en este tema, aunque últimamente estoy aprendiendo mucho, todavía estoy demasiado pez como para dar explicacione a alguien. Pero todo se andará.

Deja un comentario

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>