Menú Cerrar

Terror en Amityville

Terror en Amityville

Un tema recurrente, aunque cíclico, dentro del panorama terrorífico es el relativo a las posesiones, ya sean éstas de carácter demoníaco o fantasmal. Dentro de las primeras destacamos dos clásicos indestructibles, dos obras tan magnas como la propia historia: “El exorcista” (1973), de William Friedkin y “La profecía” (1976), de Richard Donner. En ambas el maligno pretende adueñarse vía desgaste de jóvenes almas inocentes y así desde lo más profundo de la psique humana llevar a cabo sus truculentos desvaríos ávidos siempre de poder y dominio. La otra cara de la moneda son las casas encantadas.

Ya desde los años cincuenta y sesenta con “The Haunting” (1963), de Robert Wise y “House on Haunting Hill” (1958), de William Castle, los espíritus en tránsito, necesitados de un eficiente guía que les ayude a cruzar la luz, se apoderan de viejos caserones alterando de este modo la salud mental y física de aquellos incautos que los moran. No pueden descansar en paz y tampoco quieren que lo hagan los que con ellos cohabitan. A señalar como referentes incontestables “El resplandor” (1980), de Stanley Kubrick, “Al final de la escalera” (1979), de Peter Medak y “Poltergeist” (1982), de Tobe Hooper. A medio camino entre ambas posibilidades hallamos “Terror en Amityville” (1979), de Stuart Rosenberg.

Stuart Rosenberg forjó su carrera en televisión, rodando capítulos de series y telefilmes varios, como miembro de la generación de la televisión, escuela de la que surgieron otros grandes directores, de hecho mucho mejores que él en todos los aspectos, como Sydney Lumet, John Frankenheimer o los ya anteriormente mencionados Donner y Fiedkin. Rosenberg nunca ha tenido vinculación con el terror ni el fantástico, películas suyas son por ejemplo “La leyenda del indomable” (1967), “Con el agua al cuello” (1975) (ambas con Paul Newman de protagonista) y “Brubaker” (1980) (con Robert Redford), de ahí que parte de la crítica le achacase que el resultado final no estuviese a la altura de su guión, sólido, bien estructurado y en momentos aterrador. El miedo no se muestra en todo su esplendor, a menudo sólo se insinúa y esa falta de mordiente quizás es lo que empaña el conjunto de la obra, que sin ser redonda del todo, ya es un pequeño clásico, una película muy consecuente con lo que quiere trasmitir y un referente indudable de futuras obras posteriores.

El film parte de una premisa real y desarrolla el paulatino descenso a los infiernos de un atormentado padre de familia que se ve envuelto en una espiral de acontecimientos desconocidos y que no puede ni sabe controlar. La casa no es solamente el decorado donde transcurre la acción, sino que es la auténtica protagonista. Todo aquello que tuvo lugar en ella
tiempo atrás -de hecho los orígenes de la casa los hallamos en que fue edificada sobre otra, propiedad de un brujo expulsado de Salem, y que fabricó un pozo que conectaba con el infierno- va cambiando a George a peor, transformándole en la auténtica personalización del mal creando un monstruo a su imagen y semejanza. La casa es su templo de culto y de ella nadie saldrá con vida.

Argumento:

En una casa de la localidad de Amityville, el hijo mayor de una familia asesina a todos sus parientes con una escopeta… Tiempo después, una nueva familia compuesta por una mujer, sus hijos y un nuevo marido se traslada a vivir allí y algo misterioso comienza a flotar en el ambiente… Ella es una mujer inestable, incapaz de hacer frente a la vida en común que se le presenta, y que se refugia enfermizamente en la religión como vía de escape; por otro lado, él es un hombre inseguro, que no se siente integrado en una familia que le resulta ajena, y cuyo rechazo le provoca accesos de ira y descontrol. Será entonces cuando ante cualquier malentendido o discusión aflorará la influencia que la casa ejerce sobre ellos.

Datos curiosos:

1.- El film recaudó en USA la muy interesante cifra de $86.432.520,00

2.- “Terror en Amityville” está basada en la verdadera historia de George Lee y Kathy Lutz, quienes compraron en 1975 una casa colonial de estilo holandés en Amityville, Long Island. En esta misma casa un año antes tuvo lugar un trágico incidente pues el problemático hijo de la familia que la habitaba disparó a todos los miembros de la misma, incluyendo al padre, madre, dos hermanos y dos hermanas. En 1977 el escritor Jay Anson publicó un libro documentando lo allí acontecido y en 1979 se estrenó el film. Como curiosidad comentar que el propio Anson trató de vender el guión adaptando su propia novela pero los productores se lo rechazaron contratando a Sandor Stern.

3.- Las escenas de exteriores curiosamente no se filmaron en Amityville, Long Island, sino en Toms River, New Jersey. La policía local y las ambulancias trabajaron como extras, mientras que el cuerpo de bomberos colaboró creando lluvia artificial en una escena de exterior.

4.- La banda sonora original del argentino Lalo Schifrin, compuesta en un principio para “El exorcista” pero rechazada por el director de ésta William Friedkin, fue nominada para los Oscar y los Globos de Oro en 1980.

5.- James Brolin, cuando le ofrecieron el papel de George, se mostró muy reticente a la hora de aceptar pues no le facilitaron una copia del guión sino que tuvo que acudir a una librería y comprar directamente el libro. Una vez en su poder lo leyó de una sentada y tal sensación de miedo le produjo que dijo que sí inmediatamente. Pero no todo fueron buenos momentos pues debido a la dureza y crueldad que esgrimió Brolin en su rol no le ofrecieron ningún otro papel en cine en los dos siguientes años y acabó en la televisión protagonizando la serie “Hotel”. Para el papel de sufrida esposa se contó con la por entonces famosa Margot Kidder conocida también por ser la novia de Superman.

6.- Como otras cintas de género tuvo numerosas secuelas, que se estrenaron directamente en vídeo, y un remake: “Amityville II: The Possession” (1982), de D.Damiani; “Amityville 3-D: The Demon” (1983), de Richard Fleisher; “Amityville 4: The Evil Escapes” (1989), de Sandor Stern; “The Amityville Curse” (1990), de Tom Berry; “Amityville 1992: It’s About Time” (1992), de Tony Randell; “Amityville: A New Generation” (1993), de Jim Murlowsky y “Amityville: Dollhouse” (1996), de Steve White. Ya en 2005 el realizador Andrew Douglas llevó a cabo el remake oficial, también titulado “The Amityville Horror “.

Ficha técnica:

Título original: The Amityville Horror
Año : 1979
Director: Stuart Rosenberg
Productores: Elliot Geisinger y Ronald Saland
Guión: Sandor Stern basado en la novela de Jay Anson
Fotografía: Fred J. Koenekamp
Música: Lalo Schifrin
Montaje: Robert Brown
Intérpretes: James Brolin (George Lutz), Margot Kidder (Kathy Lutz), Rod Steiger (padre Delaney), Don Stroud (padre Bolen), Murray Hamilton (padre Ryan), John Larch (padre Nuncio), Natasha Ryan (Amy), K.C. Martel (Greg), Meeno Peluce (Matt).

The Narrator

2 Comentarios

  1. Pelos

    La verdad es que no he visto la original, pero sí el remake del 2005, y puedo asegurarte que me cagué….quizás pq vivía sólo en un viejo y enorme piso??

    A ver cuándo oportunidad de visionar la original.

  2. Leon scoot kennedy

    Pues si el ramke de sta fabulosa pelicula de cago tanto pues la original ah de haber sido mejor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *